FEB y ACB acuden a la FIBA para amenazar con la expulsión a Real Madrid, FC Barcelona y Baskonia

La federación española ha mostrado su postura opuesta al nuevo sistema de Euroliga y ha amenazado con expulsar a los tres clubes previo acuerdo con la FIBA.

El encarnizado enfrentamiento entre FIBA y Euroliga por el control de la máxima competición de clubes del continente europeo amenaza con vivir un nuevo capítulo que afectará directamente a las principales ligas del Viejo Continente.

Hace dos semanas, la Euroliga presentó su nuevo sistema de competición tras cerrar favorablemente su oferta por diez años con la multinacional IMG, un acuerdo ratificado por diez de los once conjuntos que dispondrían de una Licencia A en el nuevo torneo, a excepción del Panathinaikos que todavía no ha exhibido su postura: Real Madrid, FC Barcelona, Laboral Kutxa Baskonia, Anadolu Efes, CSKA Moscú, Armani Milano, Maccabi Tel-Aviv, Fenerbahçe, Olympiacos y Zalgiris Kaunas.

Este acuerdo pareció cerrar definitivamente la disputa entre ambas organizaciones, echando por tierra la intención de la FIBA de instaurar dos nuevas competiciones equiparables a las actuales Euroliga y Eurocup. Sin embargo, el Unicaja, uno de los grandes perjudicados tras perder su licencia A, ya ha ratificado su deseo de unirse a la nueva competición de la FIBA, mientras que el 'cerrojo' que ha echado la Euroliga en torno a la participación en su nuevo torneo no ha gustado en el seno de las grandes ligas del Viejo Continente.

De hecho, y según fuentes del diario AS, seis de las principales federaciones del continente, entre ellas la española, se reunirán con la FIBA para mostrar su descontento por la postura inflexible de la Euroliga, en pos de la defensa de una clasificación a la nueva competición por méritos deportivos. Ante esta situación, las principales ligas europeas, respaldadas por el apoyo de la FIBA, podrían amenazar a los equipos con Licencia A con la expulsión de sus respectivas competición domésticas.

En principio, la amenaza es viable pues la FIBA recoge en sus estatutos un artículo que abre las puertas a la expulsión de sus competiciones de los clubes que participen en otras que no estén reconocias de forma oficial por la organización, algo que ocurriría con la nueva Euroliga. La guerra está, nuevamente, servida.

Comentarios recientes