Los jugadores de los Knicks empiezan a ser un blanco fácil para los delincuentes

Cleanthony Early es el segundo jugador de los Knicks asaltado en menos de 10 días, tras el incidente de su compañero Derrick Williams.

Tan solo 9 días después de que unas chicas que acababa de conocer robaran a Derrick Williams 750.000 dólares en joyas en su propia casa, su compañero de vestuario Cleanthony Early ha protagonizado otro desagradable incidente fuera de las canchas, aunque en esta ocasión con el agravante del uso de la violencia y las armas de fuego.

Como ya sabrán, el alero de 24 años de los New York Knicks fue asaltado la pasada madrugada por seis hombres ataviados con máscaras de esquí, quienes esperaban al atleta a la salida de un club de striptease del neoyorquino barrio de Queens para robarle todas sus pertenencias de valor, lo que consiguieron después de dispararle con un arma de fuego en la rodilla derecha. Aunque Early se encuentra estabilizado en el hospital y su vida no corre peligro, conviene que la propia franquicia tome medidas urgentes para proteger a sus jugadores ante la amenaza de futuros incidentes.

Los Knicks han hecho público un comunicado en el que expresan su apoyo al jugador Cleanthony Early, e informan de que son conscientes de lo sucedido, pero no harán más valoraciones hasta que no tengan más información sobre lo que ha pasado.

La Asociación de Jugadores de la NBA y varios compañeros de equipo del jugador han pedido en público oraciones para que se mejore.

El desafortunado incidente se produce tan solo cinco días después de que Carmelo Anthony hubiera hecho un llamamiento para concienciar a los jóvenes sobre el crecimiento de la violencia con armas de fuego.

Comentarios recientes