¿Qué sabes de los dorsales retirados de Los Ángeles Lakers?

Los números retirados de la NBA antaño pertenecieron a jugones que hoy son leyenda. Aquí tienes la historia de Los Ángeles Lakers.

Los Ángeles Lakers es uno de los mejores equipos de la historia de la NBA. Los 16 anillos que han ganado es suficiente aval para seguir creyendo en ellos. Pese a la situación actual y tras varios años en declive deportivo, el público de la ciudad angelina ha visto pasar a los mejores jugadores de cada generación. Ahora es el turno de que Kobe Bryant se retire y deje paso a los más jóvenes. Otros antes que él también lo hicieron. Y los éxitos continuaron:

Wilt Chamberlain (#13) está en el Olimpo de la NBA. Tras haber arrasado con los Sixers y los Warriors, 'The Big Dipper' puso rumbo a Los Ángeles en 1968 para compartir vestuario con Elgin Baylor y Jerry West, creando una de los conjuntos más anotadores de todos los tiempos. Tras un primer intento frustrado frente a los Knicks, en 1972 el equipo angelino conseguiría el ansiado anillo, tras más de dos décadas de sequía, el primero con la franquicia en Los Ángeles. Aún en nuestros días queda muy lejos el récord de 33 victorias consecutivas que lograron aquellos Lakers. Una cifra posible gracias a un Chamberlain descomunal, que empezó a jugar más para el equipo y menos para sí mismo. Un año después se retiraría el que para mucho es el mejor pívot de la historia.

Alero talentoso donde los haya era Elgin Baylor (#22), que militó durante 13 temporadas en las filas de los Lakers, primero en Minneapolis y luego en Los Ángeles. A Baylor se le caían los puntos de las manos (27,3 puntos por partido en su carrera NBA) pero no fue capaz de llevar a su equipo a ganar el anillo de campeón. De hecho, con él en pista, los Lakers disputaron 8 Finales de la NBA y no ganaron ninguna. Paradojas del destino, tras varios años de sufrimiento por las lesiones, decidió retirarse a principios de la temporada 71-72, justo cuando el equipo empezó a creer que podía ganar el campeonato. Así fue y Baylor se quedó sin su deseado trofeo.

Gail Goodrich (#35) fue elegido por los Lakers en el Draft de 1965. Ante las pocas posibilidades que tenía en la ciudad angelina, 'Stumpy' se marchó a los Suns en 1968, promediando más de 20 puntos y 7 asistencias por partido. En 1970, Goodrich regresó a Los Ángeles, siendo el sustituto perfecto de un Elgin Baylor en el ocaso de su carrera. Tras 6 temporadas en su segunda etapa en los Lakers, Goodrich se fue a los Jazz. En el intercambio, los Lakers consiguieron la primera elección del Draft de 1979: un tal Earvin Johnson. En sus 14 temporadas en la NBA, Goodrich firmó 18,6 puntos, 4,7 asistencias y 3,2 rebotes por partido.

Si pensáramos en los mejores bases que ha tenido la NBA uno de ellos, sin duda, sería Earvin 'Magic' Johnson. Llegó a Los Ángeles como número uno del Draft de 1979 y no defraudó. Enseguida empezó a entenderse a la perfección con Abdul-Jabbar, el ídolo de su infancia. Uno de sus momentos estelares llegó ese año, en el sexto partido de las Finales frente a los Sixers. Con Abdul-Jabbar lesionado, 'Magic' pidió que le pusieran de pívot. Anotó 42 puntos, cogió 15 rebotes, dio 7 asistencias e hizo 3 robos, en uno de los partidos más bellos de la historia. Otro de sus grandes momentos llegó en 1992. Tras haber hecho público que era portador del VIH, se retiró del basket. De manera inesperada, el público le votó masivamente para que jugara el All Star Game de esa temporada. No sólo participó, sino que se llevó el MVP del partido. Su último gran evento serían las Olimpiadas de Barcelona, donde consiguió el oro olímpico con el Dream Team. Johnson ha ganado 5 campeonatos de la NBA (3 MVP), ha sido 12 veces All Star (2 MVP) y ha obtenido el MVP de la temporada regular en 1987, 1989 y 1990. Para el recuerdo, sus cifras: 19,5 puntos, 11,2 asistencias y 7,2 rebotes en 13 temporadas.

Seleccionado en la primera posición del Draft de 1969 por los Bucks, Lew Alcindor, más conocido como Kareem Abdul-Jabbar (#33), llevó el primer y único anillo a Milwaukee en 1971. 'The King' decidió irse a los Lakers en 1975, franquicia en la que estuvo 15 temporadas, consiguiendo 5 anillos y siendo el protagonista del showtime de Pat Riley. Allí se convirtió en un pívot legendario, intenso en defensa y más aún en ataque. Abdul-Jabbar ostenta el récord de puntos anotados, con 38.387 puntos en temporada regular. Además, logró capturar 17.440 rebotes, repartir 5.660 asistencias y poner 3.189 tapones en 1.560 partidos. En postemporada, Abdul-Jabbar sumó 237 partidos con un total de 5.762 puntos y 2.481 rebotes. Fue 6 veces MVP de la temporada, 19 veces All-Star. Una hombre récord.

Shaquille O'Neal (#34) pertenece a una generación de pívots que creció en los noventa y se hizo fuerte en los 2000; un dominador e intimidador nato. Comezó su carrera en Orlando, pero, tras perder las Finales de 1995, Shaq decidió volar rumbo a Los Ángeles. Con la franquicia angelina ganó 3 anillos (2000,2001,2002) siendo el MVP de todas ellas. Posteriormente y tras enemistarse con Kobe, se marchó a Miami, donde consiguió su cuarto anillo en 2006. Obtuvo el oro olímpico en Atlanta 1996 con Estados Unidos. Además, 'Shaq Attack' ha sido 15 veces All Star, consiiguiendo el MVP en tres osaciones. En 19 temporadas en la NBA, Shaq ha firmado 23,7 puntos y 10,9 rebotes por partido.

James Worthy (#42) tuvo el honor de ser el primer número uno del Draft (1982) que aterrizaba en un vigente campeón de la NBA, los Lakers del showtime. 'Big Game James' tenía menos protagonismo mediático que Abdul-Jabbar y Johnson, pero en la pista era tanto o más protagonista que ellos. Con el equipo californiano, el alero de Carolina del Norte, famoso por sus gafas, obtuvo 3 anillos, siendo muy especial el último, logrado en 1988 ante los Pistons. En el séptimo partido de la serie, Worthy anotó 36 puntos, capturó 16 rebotes y repartió 10 asistencias. Hablamos de un 7 veces All Star, de un tipo que promedió 17,6 puntos y 5,2 rebotes a lo largo de los 12 años que estuvo en activo.

Jerry Alan West (#44) ha hecho de todo en los Lakers, en la NBA y en el mundo del baloncesto. Ha sido un excelente jugador, entrenador y general manager. Como jugador, fue escolta durante los años más oscuros del equipo. La década de los sesenta, con 8 Finales disputadas y ninguna ganada, tuvo un claro sabor amargo. Aún así, 'Mr. Clutch' aguantó el tipo y estuvo presente en la consecución del campeonato en 1972 junto a Chamberlain y Goodrich, entre otros. Posteriormente, dirigió al equipo entre 1976 y 1979 y fue su general manager entre 1981 y 2002, los años más exitosos de la franquicia. 'Zeke from Cabin Creek' firmó 27 puntos y 6,7 asistencias por partido en 14 temporadas. Además, ha participado en 13 ediciones del All Star y obtuvo el oro olímpico en Roma 1960. ¿Quién podría dar mejor ejemplo de una vida dedicada al baloncesto? Nadie, por eso la silueta de West aparece en el logo de la NBA.

Jamaal Wilkes (#52) fue el escolta de unos Lakers que asombraron al mundo con su showtime. Tras un breve paso por los Warriors (con los que conquistó el anillo de 1975), 'Smooth as Silk' fichó por el equipo angelino. Ayudó a sus compañeros a ganar los campeonatos de 1980,1982 y 1985. Famoso por su estilo a la hora de tirar a canasta, Wilkes se marcho a los vecinos Clippers para poner punto final a su carrera en 1986. En 1975 se cambió el nombre por Jamaal Abdul-Lateef, aunque en la NBA mantuvo su nombre original. En 12 temporadas en la élite, Wilkes metió 17,7 puntos por partido y capturó 6,2 rebotes y fue 3 veces All Star.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

Comentarios recientes