La guerra continúa: la Euroliga denuncia a la FIBA ante la Comisión Europea

La organización de la Euroliga ha decidido presentar una denuncia contra la FIBA por supuestas presiones a equipos y árbitros para acogerse a su nueva competición.

La irreparable relación entre FIBA y Euroliga vive un nuevo capítulo que amenaza con romper en dos bandos al baloncesto europeo. Como consecuencia de las supuestas repetidas presiones que los clubes de baloncesto de Europa están sufriendo a manos de la Federación Internacional y sus respectivas federaciones nacionales afiliadas con el objetivo de obligarlas a rechazar su participación en los torneos vinculados a la Euroliga, la organización de esta última ha decidido presentar una denuncia ante la Comisión Europea.

Según denuncia la institución, la FIBA y sus federaciones afines han estado dirigiendo amenazas y presiones ilegales a los clubes, jugadores y árbitros con el fin de que abandonen la Euroliga y la Eurocup a favor de disputar, en estricta exclusividad, las nuevas competiciones promovidas por la FIBA.

El objetivo es garantizar que la decisión final de los tres colectivos sea libre y en función a las necesidades, objetivos e intereses de cada uno de ellos, sin ningún tipo de presión externa. De confirmarse las acusaciones, la FIBA estaría violando la ley de competencia de la Unión Europea, ya que, al parecer, la organización internacional ha confirmado que impondrá sanciones contra todo aquel equipo que esté involucrado en competiciones no aprobadas por la FIBA.

De momento, la FIBA ya ha anunciado sus dos nuevas competiciones para la próxima temporada 2016-17 y todavía nadie sabe cómo finalizará esta guerra entre las dos potencias del baloncesto mundial. Mientras que la ACB todavía no se ha pronunciado al respecto, las federaciones de Francia, Italia, Turquía y Grecia, entre otras, ya han dado el 'si quiero' a la FIBA.

Comentarios recientes