DeRozan está contento de no tener que verse en más montajes con la camiseta de los Lakers

Cuando un jugador de la NBA soluciona su futuro a cinco años vista, la tranquilidad vuelve a instalarse en su vida y puede empezar a relajarse para centrarse en objetivos profesionales. Es lo que le ha pasado a DeMar DeRozan, quien tuvo que ver infinidad de montajes fotográficos en las redes sociales con su cara en un uniforme de Los Angeles Lakers, algo que ocurrió repetidamente hasta que el jugador firmó una renovación con los Toronto Raptors por 130 millones de dólares y cinco temporadas.

Este lunes durante el Media Day del equipo canadiense, el escolta All-Star confesaba que no tener que ver más montajes así realizados por los fans o algunas webs de noticias le hacía muy feliz. Y es que lo cierto es que nunca quiso ir al equipo de Oro y Púrpura.

Comentarios recientes