Los aficionados de los Knicks empiezan a cuestionar a Hornacek

El nuevo entrenador del equipo neoyorquino no convence en este inicio de temporada y el Madison ya le señala como culpable.

El Madison Square Garden ya ha empezado a abuchear a su nuevo entrenador, Jeff Hornacek, después de la tercera derrota de los New York Knicks en los cuatro partidos disputados hasta ahora esta temporada. Este miércoles ante los Houston Rockets, los neoyorquinos volvieron a mostrar sus carencias y algunos aficionados ya empiezan a perder la paciencia después de un verano en el que se han subido mucho las expectativas respecto a los últimos años.

Los New York Knicks ficharon a Joakim Noah y Derrick Rose este verano en la agencia libre, además de conseguir las incorporaciones de Courtney Lee y Brandon Jennings, lo que a pesar del riesgo inherente a estas decisiones, invitaba al optimismo. Al menos a más optimismo que en los veranos de 2014 y 2015. Sin embargo este mal comienzo de temporada está acabando con las esperanzas de parte de los aficionados, que señalan directamente al banquillo y al nuevo técnico, Jeff Hornacek.



Si bien es cierto que después de que Phil Jackson remodelase la plantilla casi al completo, conservando poco más que los cimientos -Carmelo Anthony y Kristaps Porzingis- es natural que exista un proceso de cohesión y evolución para que los jugadores se acostumbren a jugar -y ganar- juntos, Nueva York no es precisamente el mejor lugar para cocer un proyecto a fuego lento, o para esperar que los aficionados tengan paciencia.

Los Knicks están siendo un desastre sobretodo en defensa; el martes ante los Pistons se iban al descanso habiendo recibido 64 puntos, y anoche ante los Rockets fueron 68. Entre James Harden (30 puntos y 15 asistencias) y Eric Gordon (21 puntos) destrozaron la defensa exterior de los neoyorquinos para terminar imponiéndose por 118-99, ante la mirada de un Madison Square Garden que mostró su decepción en la segunda parte, a la que llegaron con 20 puntos de desventaja.

Todavía quedan 78 partidos de temporada regular, y la situación no es tan mala como la pintan. Los Knicks no son un super equipo como para luchar por el anillo, pero sin duda tienen plantilla para llegar a Playoffs.

Comentarios recientes