Acude a clase a las 8 de la mañana horas después de meter a North Carolina en la Final Four y se lleva una ovación

Luke Maye consiguió la pasada madrugada del domingo la canasta que dio a la Universidad de Carolina del Norte la victoria ante los Kentucky Wildcats, pero eso no le ha impedido madrugar este lunes para estar puntual a las 8 de la mañana en clase, aunque el avión no dejó a los jugadores en su ciudad hasta bien entrada la madrugada.

El jugador de 20 años acudió a su clase de Negocios y se llevó una ovación por parte de sus compañeros, que sin duda comenzaron la semana con energía. Así se inspira a los estudiantes.

.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes