Steve Kerr se ríe de la batalla dialéctica entre LaVar Ball y Donald Trump

El entrenador de los Warriors les ve como dos personas con intereses parecidos a los que les encanta tener el protagonismo.

La batalla dialéctica entre LaVar Ball y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es lo más rocambolesco que le ha ocurrido al baloncesto estadounidense en muchos años. El padre de Lonzo y LiAngelo Ball ha negado el mérito del mandatario en la liberación de Gelo en China por haber robado unas gafas de sol en una tienda de lujo y ha provocado la ira de Trump, quien ha reconocido que se arrepiente de haberle ayudado, visto lo visto.

Aunque los jugadores sí agradecieron a Trump, LaVar dejó entrever que el papel del presidente en la liberación de los tres atletas fue meramente anecdótica, sin revelar quién fue el que la consiguió desde su punto de vista.

Confesamos que aunque no estábamos esperándolo y nunca lo llegamos a ver venir, se trata de un choque de dos trenes que puede dar mucho juego en el futuro. Aunque el entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr, no estará muy atento a este pique tan mediático, ya que considera que los dos están teniendo lo que buscaban, que no es otra cosa que la atención de la gente, tal y como confesó a The Athletic.

"Sabemos que los dos están muy felices de ocupar tantas portadas. Sería muy útil para todos si vosotros (los periodistas) dejárais de cubrir este asunto, ¿es posible? Sería genial que todos pudiésemos estar tranquilos con este asunto"

Kerr ha mostrado su rechazo a a Trump en el pasado y también ha criticado la forma de apoyar a LaVar a su hijo Lonzo, la cuál cree que le expone demasiado y le pone demasiada presión encima.

Comentarios recientes