Los Lakers respiran; La lesión de Brandon Ingram no es grave

Los Angeles Lakers consiguieron este sábado su cuarta victoria consecutiva, aunque como contrapartida tuvieron un gran susto por la lesión de uno de sus intocables, Brandon Ingram, quien solo pudo jugar 13 minutos por haberse torcido el tobillo izquierdo durante el primer cuarto. El jugador trató de salir a jugar antes del descanso pero tuvo que retirarse.

Este domingo se le han realizado varias pruebas de rayos X que han dado negativas, por lo que su regreso a las canchas dependerá del día a día y de cómo vaya evolucionando su tobillo así como sus sensaciones, según el comunicado que han emitido a través de Twitter los Lakers.

Comentarios recientes