Los 10 jugadores de la NCAA más interesantes para el draft 2020

Repasamos cuáles son los jóvenes que están asombrando en la NCAA y se erigen en favoritos para ocupar altas posiciones en el draft NBA 2020.

James Wiseman, favorito para draft NBA 2020. Foto: gettyimages
James Wiseman, favorito para draft NBA 2020. Foto: gettyimages

Aún no ha acabado la temporada, pero el parón provocado por la expansión del coronavirus dispara las noticias referentes al NBA Draft 2020. Hay grandes expectativas acerca de los jugadores que puedan aterrizar en la liga la próxima temporada y que lo harán en condiciones particulares, ya que se ha suspendido el famoso evento del Draft Combine, en el que mostrar sus habilidades, y tendrán poco tiempo para entrenar con los equipos que les seleccionen.

En una NBA cada vez más globalizada, resulta interesante comprobar cómo a pesar de eso, la NCAA continúa aportando la gran mayoría de jóvenes talentos, aunque muchos vean en el profesionalismo en otros continentes una vía para formarse y aterrizar en la NBA. Hace unos días repasábamos qué jugadores ajenos a la liga universitaria podrían ser favoritos para altas posiciones en el draft, y ahora analizamos concienzudamente el patrón de los baloncestistas que se han criado en la NCAA, siguiendo el guion tradicional para llegar a la mejor liga del mundo. Es preciso señalar que los hay no estadounidenses, lo que demuestra el poder de atracción que sigue teniendo la universidad en talentos foráneos. Estos son los 10 jugadores de la NCAA más interesantes para el NBA Draft 2020:

Los mejores jugadores internacionales del Draft 2020

Los mejores jugadores internacionales del Draft 2020

La camada liderada por LaMelo Ball se presenta como una selección profunda y diversa de prospects alrededor del planeta.

Seguir leyendo

1. Anthony Edwards: Escolta, 18 años, Universidad de Georgia. 1,96m de altura

Con unas condiciones físicas espectaculares, entre las que destaca su capacidad de salto, apunta a poder ser número 1, tal y como contábamos en este artículo. Anotador compulsivo, con capacidad para ir al poste bajo y rebotear, es un diamante en bruto muy apetecible para cualquier franquicia, que deberá trabajar en mejorar su lanzamiento de larga distancia y que no se precipite a la hora de tomar decisiones en ataque. Sus buenas manos en defensa son un gran aval.

Anthony Edwards: Así juega el futuro número 1 del Draft

Anthony Edwards: Así juega el futuro número 1 del Draft

El jugador de Georgia Bulldogs es en estos momentos el gran favorito para acabar siendo elegido en primer lugar del próximo Draft

Seguir leyendo

2. James Wiseman: Pívot, 18 años, Universidad de Memphis. 2,16m de altura

Solo una sanción que le ha hecho jugar pocos partidos es lo que impide que no sea el gran favorito a número 1. La NBA necesita hombres grandes y móviles como él, de envergadura imponente y capacidad gigante para taponar. Está trabajando en solitario para preparar el salto a la NBA, algo muy poco recomendable, pero el talento innato que atesora convencerán a muchos equipos.

3. Isaac Okoro: Escolta, 19 años. Universidad de Auburn. 1,98m de altura

El defensor por excelencia del siglo XXI. Capaz de jugar hasta en cuatro posiciones de la cancha, de manos rápidas, tren inferior potente y una visión táctica pocas veces vista en jugadores de su edad, puede ser muy apetecible para un equipo con aspiraciones a algo importante en la liga.

4. Onyeka Okongwu: Ala pívot, 19 años. Universidad de USC. 2.06m de altura

Consumado defensor de la zona con su capacidad atlética espectacular, las reservas en torno a él están en su IQ en la pista y, sobre todo, en su falta de fluidez en el tiro. Un ala-pívot de hoy en día debe abrir la cancha, aunque Okongwu puede mejorar en esto y convertirse en un estilo de jugador similar a Adebayo.

5. Tyrese Haliburton: Base, 20 años. Universidad de Iowa. 1,96m de altura

Solidez, consistencia y versatilidad. Es lo que ofrece este base alto con buena visión de juego, capacidad reboteadora y más que aseado en ataque. Una lesión grave en una muñeca le ha quitado ritmo, pero puede ser una pieza fundamental para muchos equipos.

6. Tyrese Maxey: Base, 19 años. Universidad de Kentucky. 1,91m de altura

Rapidez, habilidad en el bote y buena lectura de juego. Son las grandes virtudes de un hombre que debería ser un puntal a partir del cual rodearle con jugadores que requieran de buenas posiciones para anotar.

7. Obi Toppin: Ala-pívot, 22 años. Universidad de Dayton. 2,06m de altura

Ha explotado tarde, pero eso le hará llegar con mayor madurez a una liga que le exigirá mucho más a nivel defensivo. Los buenos caudales ofensivos que asegura son indudables, pero la capacidad defensiva es donde tiene su margen de mejora.

8. Cole Anthony: Base, 19 años. Universidad de North Carolina. 1,91m de altura

Anotador compulsivo, carismático y desafiante. Así es este joven cuya lesión en un menisco hace meses supuso un duro varapalo para sus aspiraciones. Sin embargo, ostenta un talento muy valorado por franquicias de la NBA, ávidos de encontrar bases de su estilo, asimilable a Walker o Lillard.

9. Niccolo Mannion: Base, 19 años. Universidad de Arizona. 1,91m de altura

Clásico base europeo rebosante de talento que ha sabido desarrollar en el baloncesto universitario. Ha asombrado con categorías inferiores de la azzurra y las dudas vienen por una carencia de fuerza física que le permita competir noche tras noche con los mejores. Sin embargo, eso se puede trabajar.

10. Precious Achiuwa: Ala pívot, 20 años. Universidad de Memphis. 2,06m de altura

Otro ejemplo de cómo la fortaleza física supone algo vital para dar el salto a la liga. No posee un gran lanzamiento ni movimientos en el poste bajo creativos, pero su capacidad para cortar a canasta, cargar el rebote e intimidar en defensa han cautivado a todos los técnicos.

Comentarios recientes