El ejecutivo que empujó e insultó a Lowry vuelve tras su sanción

El dueño minoritario de Golden State Warriors que protagonizó un lamentable incidente durante las pasadas Finales ha cumplido y regresará la próxima temporada

Kyle Lowry y Mark Stevens, discutiendo durante las pasadas Finales de la NBA.
Kyle Lowry y Mark Stevens, discutiendo durante las pasadas Finales de la NBA.

Uno de los hechos más lamentables de la pasada temporada en la NBA tuvo lugar durante el tercer partido de las Finales entre Golden State Warriors y Toronto Raptors. Un dueño minoritario de la franquicia californiana, Mark Stevens, se enfrentó a Kyle Lowry en un momento determinado del duelo y llegó a insultarle y a empujarle.

Durante el tercer duelo, disputado en el Oracle Arena, Stevens llegó a empujar al base de los Raptors después de que cayera sobre los aficionados tras una jugada. Además, le mandó a la mierda en repetidas ocasiones. Pese al incidente, no fue expulsado de los Warriors, aunque sí ha tenido que cumplir una sanción de un año tras su acto lamentable. Volverá la próxima temporada.

Así, tras un año de sanción y medio millón de dólares de multa, Stevens vuelve. Ya el día después del incidente mostró su arrepentimiento: "Me hago responsable de lo que hice en las Finales, fue realmente embarazoso. Lo que hice estuvo mal y le deseo lo mejor al señor Lowry. No tiene excusa lo que hice. Acepto el castigo de la NBA y de los Warriors".

Adam Silver, el comisionado de la NBA, explica la sanción que se le puso al dueño minoriatario de los Warriors: "No hay una ciencia a la ohra de tomar este tipo de decisiones. Creemos que el señor Stevens se mostró realmente arrepentido de lo que hice y tenía un historial limpio hasta entonces con los Warriors, así que la multa y el año de sanción nos parecía una sanción adecuada".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes