¿Qué fue de Steve Kerr tras jugar en los Bulls de Jordan?

El actual entrenador de los Warriors ganó un anillo, fue general manager y batió récords como coach tras salir de los Bulls en 1998.

Steve Kerr acumula ocho anillos entre jugador y entrenador. Foto: nba.com
Steve Kerr acumula ocho anillos entre jugador y entrenador. Foto: nba.com

Una de las figuras más importantes de “The Last Dance” y de la actual NBA, aunque por motivos distintos, es Steve Kerr. Como jugador, Kerr fue fundamental en el segundo three-peat de los Bulls, especialmente en las Finales de 1997 cuando anotó un triple clave que le dio el titulo a Chicago. Sin embargo, su carrera continuó tras su salida del equipo en 1998 (al igual que la de Pippen o Jordan) y siguió cosechando éxitos.

Kerr firmó con los San Antonio Spurs tras el lockout y en 1999 fue parte trascendental del primer título del equipo texano (y el cuarto consecutivo para él), con un rol similar al que tenía en Chicago y ayudando a David Robinson y a Tim Duncan a conseguir sus primeros títulos en la liga. Se mantuvo bajo el mando de Gregg Popovich hasta 2001, cuando fue traspasado a Portland, pero en 2002 regresó a los Spurs y colaboró para ganar el título del 2003 en su temporada final como jugador, rodeado de las “torres gemelas”, Manu Ginobili y Tony Parker.

Tras su retiro, Kerr participó de un grupo empresario que compró una parte de los Phoenix Suns, se convirtió en analista recurrente de TNT y en 2007 tomó el puesto como GM de los Suns, siendo el artífice de la llegada (y luego salida) de Shaquille O’Neal a Arizona. En ese puesto se mantuvo hasta 2010, cuando decidió renunciar para volver a ser analista televisivo, aunque conservó sus acciones de la franquicia hasta 2014.

Sin embargo, en ningún puesto Kerr tuvo tanto éxito tal como gozó (y goza) como entrenador. Kerr reemplazó a Mark Jackson a cargo de los Golden State Warriors en 2014 y desde allí todo fue hacia arriba. Tras ganar 67 partidos en su primer año, aplastaron a todos hasta las Finales, donde vencieron a los Cavaliers de LeBron James para ganar el título. En 2016 terminaron con 73-9 de balance (mejor récord de la historia de la liga) pero cayeron en las Finales ante los propios Cavs, de quienes se vengó venciendo en las Finales de 2017 y 2018 para acumular tres títulos en cuatro años.

En 2019 alcanzaron las Finales nuevamente, pero las lesiones de Kevin Durant y Klay Thompson arruinaron las chances de su equipo, que cayó ante los Toronto Raptors. Tras una 2019-20 marcado por las lesiones, los Warriors se están reconstruyendo para volver a la carga del título en 2021, con Kerr a los mandos del equipo.

Comentarios recientes