Las claves del fracaso del Real Madrid

El equipo de Pablo Laso queda eliminado en la fase de grupos, tras perder dos encuentros con equipos que parecían inferiores

Campazzo intenta anotar en el partido ante el Zaragoza
Campazzo intenta anotar en el partido ante el Zaragoza

La victoria del Valencia Basket ante el Herbalife Gran Canaria ha consumado el sorpresón del año: la eliminación del Real Madrid en la fase de grupos de la fase final de la ACB. Vamos a intentar conocer cuáles han sido las posibles causas que han llevado a esta eliminación.

Un parón demasiado grande para sus intereses

El Real Madrid es un equipo que está acostumbrado a un calendario muy parecido al de la NBA. Jugar en la Euroliga y en la Liga ACB supone que el equipo de Pablo Laso está en la pista miércoles-domingo de manera continua.

Este parón de 3 meses cuando el equipo se encontraba en pleno auge competitivo ha sido fatal para los intereses del conjunto blanco, que ha visto como algunos equipos han sabido adaptarse mejor a estas condiciones o encontrar más rápido el ritmo.

Posible falta de motivación

El Real Madrid ha dominado la Liga ACB con mano de hierro en los últimos años. Si miramos el palmarés vemos que en 4 de las últimas 5 ligas han salido con el título debajo del brazo.

Este formato es nuevo y los blancos no han sabido adaptarse. Cuando se celebró el sorteo, poca gente creía que alguien le pudiera impedir pasar a semifinales como primero, solo el Valencia Basket parecía que les podía inquietar y se ha notado.

En el partido con los taronjas supieron competir y hacerse con la victoria, pero contra el Burgos y en la Andorra no tuvieron la misma actitud, lo que les ha llevado a la eliminación

Demasiada dependencia de Campazzo y Tavares

La plantilla del Real Madrid es de absoluta fantasía. Llull, Thompkins, Rudy, Deck, Carroll o Randolph son jugadores que cualquier entrenador de la Liga Endesa quisiera dirigir.

Un formato como este, con partidos cada dos días, exigía tener a todo el equipo sintiéndose importante y parece ser que Pablo Laso no lo ha conseguido.

Cuando el balón quemaba y el Real Madrid necesitaba algo especial, todos recurrían a que Campazzo se sacara algún conejo de la chistera o a que Tavares impusiera su ley en defensa o su poderío bajo los tableros.

Esto facilitaba el trabajo del equipo contrario, que en momentos calientes prestaban especial atención a estos dos jugadores, lo que cortocircuitaba el ataque blanco.

Que esto suceda en un equipo que cuenta con campeones de Liga, Euroliga e incluso mundiales parecía impensable. Pero ha ocurrido y los blancos han hecho las maletas antes de tiempo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes