Kelly Olynyk, el inesperado revulsivo de Miami Heat

El interior canadiense está respondiendo con brillantez a la presión que supone sustituir a Adebayo, aportando mucho no solo en ataque.

Kelly Olynyk en Finales 2020. Foto: gettyimages
Kelly Olynyk en Finales 2020. Foto: gettyimages

Si se quiere emprender una hazaña no se necesitan solo jugadores mediáticos, brillantes y con mucho nombre, sino también elementos impredecibles capaces de complementar y ser protagonistas cuando menos se espera. Kelly Olynyk es uno de ellos y está asombrando en estas Finales NBA 2020 después de recibir la oportunidad de Eric Spoelstra. La baja por lesión de Bam Adebayo obligó al técnico a buscar soluciones entre dos hombres cuyo papel toda la temporada y, en especial en playoffs, había sido residual. El elegido para ser titular fue Meyers Leonard, pero todos sabían que el canadiense podría desequilibrar entrando desde el banquillo y aportando esa facilidad natural para anotar. Lo que nadie esperaba es que redobalara sus esfuerzos y eficacia defensiva.

No cabe duda de que es un jugador especial, notablemente infravalorado y con una ética de trabajo impoluta. El bueno de Kelly lleva siete años en la NBA aportando muchos puntos desde el triple, capacidad para postear y hacer un juego combinativo en la pintura y esa sensación de ser un jugador muy útil en la rotación de cualquier aspirante al anillo. Miami Heat supo percibirlo y reclutar a un hombre vital para el mantenimiento de ese espíritu competitivo de los de Florida incluso cuando había temporadas donde parecían que podrían optar por el tanking. Jimmy Butler está sabiendo encontrarle y le ha percibido como un compañero muy útil para el bloqueo y continuación.

Es una amenaz latente desde el triple, habiendo anotado tres tanto en el segundo como en el tercer encuentro, pero está asumiendo más protagonismo del esperado en defensa. Ni Davis ni Howard están sabiendo imponer con claridad su superioridad técnica y física ante este canadiense encorajinado y cuyo rendimiento sube cada vez que se siente importante. Ha jugado más de 30 minutos en ambos partidos y su confianza está por las nubes. Kelly Olynyk puede dar mucho de qué hablar en estas Finales NBA 2020 y permitir que Miami Heat dé la campanada.

Comentarios recientes