¿Por qué Boston Celtics no se hizo con un pívot en el NBA Draft 2020?

Lo que muchos han visto como un fracaso, puede terminar siendo una estrategia para buscar la incorporación de un gran jugador interior.

Boston Celtics, por qué no ficha pívot en NBA Draft 2020. Foto: gettyimages
Boston Celtics, por qué no ficha pívot en NBA Draft 2020. Foto: gettyimages

Los aficionados más fieles de Boston Celtics asistieron asombrados a una maniobra difícilmente entendible a bote pronto por parte de la franquicia de Massachusets, pero que va adquiriendo sentido a tenor de rumores NBA que circulan en las últimas horas. Y es que la necesidad de incorporar a un pívot que redondee el gran quinto inicial que ya poseen, es palpable. Sin embargo, Danny Ainge y su equipo no han parecido ver ningún jugador lo suficientemente relevante en el NBA Draft 2020 como para mejorar sustancialmente las prestaciones de Robert Williams, Enes Kanter y Daniel Theis. Si bien es cierto que muchos pensaban que adquirirían a Onyeka Okongwu, este intimidador ha recalado en Atlanta Hawks, donde ya estaban Clint Capela y John Collins.

Para completar el círculo, cabe mencionar que en las últimas horas la figura de Gordon Haywarth parece estar en entredicho y su continuidad en Celtics pende de un hilo. No es el mismo tras sus lesiones y el gran nivel de Brown y Tatum impiden que adquiera los minutos y el protagonismo que él desea, por lo que ambas partes podrían plantearse un traspaso. Curiosamente, la franquicia que ha mostrado más interés por el elegante alero ha sido Atlanta Hawks. No hace falta ser un lince para atar cabos y ver que parece probable un acuerdo a dos ambas, en el que Clint Capela o John Collins pudieran ser el pívot titular de unos Celtics que culminarían así un quinteto temible.

Aaron Nesmith, refuerzo de garantías para el perímetro en el NBA Draft 2020

Pero hay muchas más opciones. Contar con un jugador del nivel de Haywarth con el cartel de transferible otorga amplias oportunidades para negociar y buscar soluciones en el mercado, rastreando sin descanso a ese cinco titular que eleve a un estatus superior al equipo. Por si esto fuera poco, haber incorporado al joven Aaron Nesmith en el NBA Draft 2020, un consumado tirador que otorgue minutos de refresco y puntos desde el banquillo, puede terminar siendo una jugada maestra de la gerencia de Boston Celtics. Solo el tiempo y la capacidad negociadora de Danny Ainge, demostrarán si este movimiento ha sido exitoso o no.

Comentarios recientes