Las mayores debilidades en la plantilla de Golden State Warriors para el 2021

Analizamos las posiciones que quedan peor cubiertas en Golden State Warriors con la plantilla actual y cómo puede influir en sus aspiraciones.

Debilidades Golden State Warriors, 2021. Foto: gettyimages
Debilidades Golden State Warriors, 2021. Foto: gettyimages

Crear una de las mayores dinastías ganadoras de toda la historia de la NBA hace que resulte imposible renunciar al sueño de prorrogarla en una segunda etapa. Con ese anhelo llega Golde State Warriors a la temporada 2020/21 y ni siquiera el varapalo de la grave lesión de Klay Thompson aminora la ilusión de todos los seguidores del equipo de la bahía. Con un perímetro difícilmente mejorable y los intangibles de Draymond Green aportando en la posición de 3 y 4, la incorporación de James Wiseman ha reducido esa sensación de urgencia por fichar un pívot de garantías, pero sigue siendo esta su gran debilidad y lastre para luchar por el anillo, independientemente de la potencia de su quinteto titular.

Así quedaría el quinteto de Golden State Warriors con Kelly Oubre Jr.

Así quedaría el quinteto de Golden State Warriors con Kelly Oubre Jr.

Seguir leyendo

Y es que Stephen Curry, Andrew Wiggins y Kelly Oubre Jr forman un trío de jugadores exteriores de muchas garantías, y se espera que desde el banquillo aporten cosas importantes Brad Wannamaker y un Jordan Poole al que se quiere dar confianza. La baza de Nico Mannion se tiene en la recámara ya que posiblemente comparezca con un contrato dual, pero ses apostará por dar muchos minutos a Curry, que si está plenamente recuperado debería liderar con todo al equipo. La posición de 3 está bien cubierta ya que Kent Bazemore es un suplente de mucho nivel, estando Damion Lee en la recámara. Así pues, Draymond Green debería jugar de 4, donde las alternativas son numerosas, pero ninguna especialmente fiable.

Pocos argumentos en la pintura más allá de James Wiseman

La pintura no es territorio de alegrías a priori, para Steve Kerr. Se cuenta con muchos jugadores, pero todos ellos de perfil bajo, y quizá se esté generando una presión excesiva sobre James Wiseman. La intimidación de Marquese Chriss y Kevon Looney se antoja insuficiente para evitar que el novato se duerma en los laureles y no dé por hecha una titularidad que podría pesarle mucho. No resulta sencillo gestionar la presión mediática en un primer año, pero mucho menos la exigencia de ser pieza clave en un aspirante al anillo. Queda poco tiempo y pocas piezas apetecibles para reforzarse, por lo que Golden State Warriors tendrá que confianza en la magia de Stephen Curry y la madurez de James Wiseman como argumentos de peso.

Comentarios recientes