Análisis: New York Knicks y una plantilla descompensada

Desgranamos los nombres que forman la plantilla de Knicks en la temporada 2020/21 y nos encontramos con una gran acumulación de jugadores en el puesto de base.

New York Knicks, plantilla descompensada temporada 2020/21. Foto: gettyimages
New York Knicks, plantilla descompensada temporada 2020/21. Foto: gettyimages

El desastre continúa en la Gran Manzana y ni siquiera una nueva gerencia parece tener claras las ideas en lo que a dirección deportiva se trata. New York Knicks no será aspirante a nada notable en la temporada 2020/21, resulta una quimera pensar que podrían meterse en playoffs y su único objetivo debe ser construir una cultura del esfuerzo que inspire confianza en la liga y les permita optar a reclutar a grandes jugadores en la próxima campaña. Ostenta talento joven aún por desarrollar, pero han acumulado sus mejores bazas en los puestos de pívot, con jugadores de perfil muy similar entre sí, y, sobre todo, de bases, donde será difícil repartir los minutos y hacer un quinteto titular concreto.

El quinteto titular y suplente de New York Knicks para la temporada 2020/21

El quinteto titular y suplente de New York Knicks para la temporada 2020/21

Seguir leyendo

Hace años, la adquisición de Frank Ntilikina fue una apuesta personal de Phil Jackson que vio grandes dotes defensivas en él. No cabe duda de que es un jugador interesante, pero su progresión hasta el momento está lejos de levantar pasiones. El hecho de haber renovado a Elfrid Payton y haber fichado a dos jugadores muy similares entre sí, como son Alec Burks y Dennis Smith, pone de manifiesto una cierta falta de confianza en el francés. Burks y Smith son hombres de muchos puntos, alguna tara en la dirección del equipo y poca capacidad defensiva, que deberían ser percibidos como bazas para entrar en algún traspaso que permita a Knicks reforzarse en las posiciones de escolta y alero.

Tom Thibodeau no podrá contar con grandes defensores

Austin Rivers, RJ Barrett y Kevin Knox deberían aglutinar protagonismo en esas posiciones, pero carecen de relevos de garantías, lo cual puede llevar a tener que jugar con dos bases, con lo que ello condiciona el juego. Tom Thibodeau exigirá mucha defensa a un equipo que no parece preparado para ello y que en su juego interior aglutina también una nómina importante de jugadores con muchos parámetros en común: jóvenes, atléticos, talentosos en ataque y con la defensa como gran debilidad. Obi Toppin, Mitchell Robinson, Nerlens Noel y Julius Randle pueden solaparse mucho y no ofrecer un aspecto diferencial que necesite New York Knicks en el presente y el futuro.

Comentarios recientes