Michael Jordan y su despilfarro de dinero como propietario de Charlotte Hornets

Analizamos cuánto dinero genera al año Jordan y cómo ha sido su gestión al frente de la franquicia de los Hornets, donde efectúa movimientos muy arriesgados.

Michael Jordan y su desastre como propietario. Foto: gettyimages
Michael Jordan y su desastre como propietario. Foto: gettyimages

Nadie en la vida es perfecto, ni siquiera uno de los mejores y más ricos deportistas de toda la historia. Michael Jordan elevó el baloncesto a un estatus superior y supo moverse en el mundo de los negocios para multiplicar su fortuna y forjarse una vida repleta de todo tipo de lujos. Su apuesta comercial por la marca Air Jordan dentro de Nike le sigue reportando dividendos asombrosos y se calcula que cada año ingresa en torno a 80 millones de dólares, tal y como informa as.com. Yates, mansiones, campos de golf propios o aviones privados son solo algunos de los caprichos que se ha dado un hombre cuyo interés por el baloncesto no mengua, lo que le ha llevado a cumplir 10 años ya como propietario de Charlotte Hornets.

Se convirtió en el máximo accionista de la franquicia NBA en 2010, por un valor de 275 millones de dólares, que en estos diez años se ha revalorizado a los 1.000 millones de dólares. Todo ello a pesar de ser incapaz de construir un proyecto deportivo ambicioso. Bien es sabido por todos que el mercado de un equipo como Hornets es claramente secundario, pero se esperaba que la figura de Jordan atrajera a grandes jugadores o, al menos, permitiera establecer un proceso a largo plazo que condujera a la gloria. Sin embargo, el despilfarro de dinero que muchos alertaban de Michael cuando era jugador, con apuestas megalómanas jugando al golf y consumo de alcohol, parecen haberse trasladado a su faceta como empresario baloncestístico.

Terry Rozier, Michael Kidd-Gilchrist y Nicolas Batum recibieron cantidades económicas muy por encima de las que merecían y su rendimiento no ha acompañado. Tanto es así que el francés ha tenido que ser cortado para poder fichar a un Gordon Haywarth que recibe una cantidad de dinero absolutamente impensable para un jugador de 30 años y mermado por las lesiones. Un total de 120 millones de dólares por 4 años para un hombre que será el sexto que más dinero se embolse esta temporada, solo por detrás de Curry, Westbrook, Harden, Durant y James. Lo más increíble es que, ya puestos a sobrepagar a jugadores con el fin de retenerlos en el equipo, pocos comprendieron que Jordan no decidiera hacerlo con Kemba Walker, el jugador franquicia de Hornets durante años y que les condujo a playoffs.

La fortuna de Jordan se situa en torno a 2.100 millones de dólares, cerca de ser uno de los 1.000 más ricos del mundo

Parece evidente que la gestión deportiva y empresarial de Michael Jordan con Charlotte Hornets es claramente mejorable. Teniendo en cuenta que es el deportista más rico de la historia, está a punto de entrar entre las 1.000 personas con más dinero en todo el mundo según la lista Forbes, con 2.100 millones de dólares de patrimonio, y ser uno de los 500 más ricos en Estados Unidos, la leyenda del baloncesto no ha sabido maximizar estas condiciones con el fin de dotar a su franquicia de un futuro deportivo interesante. El balance de este primer decenio es evidentemente un fracaso y habrá que seguir atentos a sus movimientos de cara al futuro.

Comentarios recientes