Minnesota Timberwolves, una rotación difícil de cuadrar y peligrosa para Ricky y Juancho

Analizamos la complicada papeleta que tiene Ryan Saunders por delante para encajar todas las piezas sin mermar el potencial de jugadores importantes.

Minnesota Timberwolves, rotación peligrosa para Ricky Rubio y Juancho Hernangómez. Foto: gettyimages
Minnesota Timberwolves, rotación peligrosa para Ricky Rubio y Juancho Hernangómez. Foto: gettyimages

Hay serias aspiraciones de que los lobos vuelvan a aullar con fiereza. Minnesota Timberwolves quiere volver a ser una franquicia aspirante y aunque todavía no pueda soñar con estrenar su palmarés de títulos NBA, sí tiene ante sí un horizonte temporal muy ilusionante con este proyecto remozado con el número 1 del NBA Draft 2020 y una vieja gloria de la franquicia. Anthony Edwards transmite buenas sensaciones mientras que Ricky Rubio puede asumir la dirección del equipo, pero ambos pueden verse mermados por la acumulación de talento en las posiciones exteriores. Karl-Anthony Edwards monopolizará el juego interior y va a ser muy habitual verle rodeado de cuatro "pequeños".

Se espera que Juancho Hernangomez pueda ser protagonista como 4, pero el debut en la temporada NBA 2020/21 de los de Mineápolis suscita dudas del papel de los españoles. Y es que Jake Layman ganó la carrera por la titularidad al español, y lo que es más alarmantes, Jarret Culver y Naz Reid acumularon más minutos en pista que Juancho en el triunfo de Timberwolves frente a Detroit Pistons. Josh Okogie podría tener la prioridad en el puesto 3, pero la acumulación de talento en las posiciones de base y escolta hace que Ryan Saunders pueda alterar sobremanera la rotación y verse en problemas a la hora de gestionar un equipo competitivo en ambos lados de la cancha.

Ricky Rubio y Juancho Hernangómez pueden tener menos protagonismo del esperado

Y es que D´Angelo Russell, Malik Beasley y Anthony Edwards son tres jugadores netamente ofensivos, mientras que Ricky Rubio puede asumir un papel más secundario en la anotación, pero vital en la dirección de juego. Sin embargo, ni siquiera con él hay una potencia defensiva suficiente como para reducir el desgaste intidimatorio al que tendría que verse abocado Towns, que no encuentra su hábitat natural en la fiereza defensiva. Preocupa mucho que el desarrollo de Edwards pueda verse comprometido por la gran competencia que tiene, y en España también inquieta que ni Ricky Rubio ni Juancho Hernangómez gocen del papel preponderante que se presuponía.

Comentarios recientes