Tony White, el anotador compulsivo que conocía los ligues de Michael Jordan

Leyenda en Valladolid, fue drafteado por Chicago Bulls en 1987 y compartío juergas con MJ antes de dar el salto a Europa para convertirse en estrella

Tony White, leyenda de la Universidad de Tennessee.
Tony White, leyenda de la Universidad de Tennessee.

Tony White jugó dos temporadas en el Forum Valladolid a finales de los noventa y en ambas campañas superó los 20 puntos de partido de promedio. En la 97/98, promediando 21 por duelo, acabó siendo el líder en anotación de la Liga ACB. Hoy hablamos de él porque Antoni Daimiel lo sacó a la palestra en 'Colgados del aro'.

Comentó, mientras recolectaba nombres de extranjeros para la selección de Castilla y León en uno de los ya míticos juegos del canal de Youtube (Pablo Lolaso te mencionamos que sé que te hace ilusión - de Itu y Siro pasamos que son hombres maduros sin necesidad de ego), que en su estancia en tierras castellanas había contado muchas anécdotas de Michael Jordan siendo un 'picaflor' (y eso que apenas si coincidió con él algunas semanas).

Y es que demasiado aguantó Juanita Vanoy teniendo en cuenta al prenda que tenía en casa. Hablamos del inicio de la temporada 1987/88, la cuarta de Jordan en la NBA, cuando ya era una súper estrella (esa campaña sería por primera vez MVP de la temporada). Más allá de las conocidas aventuras extramatrimoniales del mejor jugador de la historia, merece la pena que nos detengamos un momento en la figura de su por entonces compañero Tony White.

Aterrizó en Chicago tras convertirse en leyenda en la Universidad de Tennessee, donde jugó entre 1983 y 1987, y donde mantiene records de anotación que ni el mismísimo Allan Houston logró superar. Tras er elegido en la posición número 33 del draft del 87, su paso por la ciudad del viento fue más que fugaz: 2 partidos para ser traspasado ese mismo año a New York Knicks. Esa misma campaña acabó disputando 35 choques con los Warriors y promediando 6 puntos por partido.

Ahí se acaba su historia NBA. No consiguió más contratos y dio el salto a Europa para jugar en Bélgica. Sus buenas actuaciones en Lovaina y Braine lo llevaron Grecia, donde rindió a muy buen nivel en dos históricos como AEK de Atenas y Aris de Salónica. De ahí, un año en Francia para disputar dos grandes campañas en Valladolid. Tras un año sin demasiada fortuna entre Grecia e Israel, acabó retirándose en Manresa en el 2000.

Leyenda universitaria

Lo último que sabemos de White es que se encuentra recuperándose de una leucemia que le hizo pasar una larga temporada en el hospital en 2019. Ahí se vio el cariño que le tienen en la Universidad de Tennessee, donde es toda una leyenda. Base anotador de 1.90 (metedor, no tirador) que en la liga española se salió durante dos años consecutivos. Llegó a meterle 44 puntos al Tau en un encuentro. Un grande Tony White.

Comentarios recientes