James Harden y una mejora notable en su rendimiento defensivo

Atrás quedó ese mantra que tanta fuerza alcanzó de que la actitud de James Harden en defensa era, cuanto menos, pasiva. La flamante estrella de Brooklyn Nets es consciente de que no es el único go to guy del equipo y que si quieren conseguir el anillo, requieren de su implicación defensiva. Le costó ponerse a tono físicamente y encontrar los automatismo en la cancha con su nuevo equipo, pero ahora se erige en un defensor tremendo, con numerosas deflections y promediando 1,2 robos por partido. Los Nets han pasado de ser el peor equipo en defensa de toda la NBA, a ocupar el puesto 12 en los últimos 8 partidos, saldados con pleno de triunfos.

Comentarios recientes