Josh Giddey, el tapado para ser el Rookie del Año en la NBA

El base australiano de 19 años ha asombrado en sus dos primeros encuentros de la pretemporada NBA con Oklahoma City Thunder y apunta muy alto.

Josh Giddey, cómo juega y qué se puede esperar de él. Foto: gettyimages
Josh Giddey, cómo juega y qué se puede esperar de él. Foto: gettyimages

Muy a tener en cuenta es lo que se ha visto en los dos primeros partidos de Josh Giddey con la camiseta de Oklahoma City Thunder. Mientras los focos mediáticos del NBA Draft 2021 se centran en otros jugadores, este joven australiano de 19 años seleccionado por Oklahoma City Thunder en el pick 6, está demostrando todo el potencial que vieron los scouters en los meses previos a la ceremonia. Y es que su caché subió como la espuma, algo aún más meritorio al tener en cuenta que no ha pasado por el baloncesto estadounidense de formación, sino que se ha criado en Australia y tan solo jugó un año de profesional en Adelaida 36ers, donde asombró promediando más de 11 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias, y firmando un triple-doble. Pocos esperaban que aterrizara en la liga con un nivel de madurez como el que está transmitiendo, tal y como desvela nba.com.

Ya ha dejado de sorprender que haya bases de más de 2 metros de estatura, pero resulta imposible quedarse impasible ante la fluidez de movimientos, potencia y armonía que derrocha Giddey. Excelente en el manejo del balón, derrocha inteligencia en la cancha y desde el primer momento está sabiendo entenderse con sus compañeros y abrir huecos. Tiene una habilidad innata para entrar a canasta y jugar en un rango medio, así como una notable visión de juego y control del ritmo, pudiendo también anotar de fuera. Pero lo que más sorprende y emociona es el desparpajo que ha mostrado en los duelos ante Hornets y Bucks, firmando buenos números y transmitiendo la sensación de que se puede adaptar sin demora al ritmo de la NBA.

¿Qué se puede esperar de Josh Giddey en la temporada 2021/2022?

Lo máximo. Un jugador como él puede destaparse como uno de esos hombres en torno a los cuales construir un proyecto de futuro. El hecho de que no haya presión competitiva en Oklahoma City Thunder puede hacer que su baloncesto brille de manera evidente y que no se le prive de minutos, con el fin de involucrar a otros jugadores jóvenes y elevar su rendimiento. En caso de que logre mantener el nivel de juego con el que ha arrancado la pretemporada, no es nada descabellado pensar en él como un firme candidato a ser ROY. La competividad que adquirió en su año de profesionalismo en Australia puede ser un gran aliado para que se consolide en la liga.

Comentarios recientes