Malik Monk, el arma más letal e inesperada de Los Angeles Lakers

El joven escolta se está destapando como una de las grandes revelaciones de la temporada y siendo parte fundamental en los triunfos de los angelinos.

Malik Monk, referente de Los Angeles Lakers. Foto: gettyimages
Malik Monk, referente de Los Angeles Lakers. Foto: gettyimages

Nadie podría haberse imaginado que, a estas alturas de temporada, gran parte del éxito de Los Angeles Lakers fuera a depender de un jugador como Malik Monk. Este talentoso jugador de 23 años no había logrado consolidarse en la liga y vio en la llamada de los angelinos casi un ultimátum para demostrar que puede ser algo más que un eterno jugador secundario, e incluso terciario. A estas alturas, las únicas dudas que persisten en torno a él son si puede optar a premios individuales que reflejen su tremenda mejoría y hagan ver al mundo entero el mérito que tiene ser titular y rendir a un nivel excelso en una plantilla plagada de estrellas y nombres ilustres.

Desde el principio, el bueno de Malik fue casi el único de los jugadores secundarios fichados por los Lakers que respondía a las expectativas de abrir la cancha, ofrecer espacios a las estrellas y tirar con eficacia. De los muchos fichajes realizados por los de púrpura y oro, Monk es casi el único con un verdadero recorrido de futuro y en torno al cual podría haber expectativas de crecimiento, pero nadie esperaba que asumiera de forma tan natural la responsabilidad de ser el lugarteniente principal de Lebron James. Con la lesión de Davis, el sempiterno debate en torno a lo que aporta y resta Westbrook y la falta de continuidad de otros secundarios, la figura de Monk emerge con fuerza promediando números espectaculares, y más aún desde que sale de titular.

Malik Monk, salario pírrico y rendimiento excelso

Mucho se habla de la posibilidad de que Los Angeles Lakers sumen algún otro efectivo en el perímetro, siendo uno de los candidatos Buddy Hield, reconocido como uno de los mejores tiradores de la liga. Sin embargo, si se comparan los números entre ambos nos damos cuenta de la supremacía de Malik Monk respecto a este en todos los parámetros del juego, así una desorbitada diferencia salarial. Y es que Monk gana tan solo 1,7$ millones, algo que no representa ni de lejos el impacto que está teniendo en el juego de su equipo. Su compromiso está fuera de dudas y si sigue en esta línea, puede convertirse en un jugador vital en el camino al anillo de los lakers.

Comentarios recientes