El irresponsable motivo por el que Dallas Mavericks no va a entrar en playoffs

La sonrojante derrota de ayer ante Charlotte Hornets ha dejado a los Mavs con pie y medio fuera de la postemporada

Juan López | 27 Mar 2023 | 07:33
facebook twitter whatsapp Comentarios
Luka Doncic, jugador de Dallas Mavericks.
Luka Doncic, jugador de Dallas Mavericks.

En el momento clave de la temporada, Dallas Mavericks afrontaba dos partidos consecutivos contra uno de los peores equipos de la liga Charlotte Hornets. Era la oportunidad perfecta de ganar dos duelos y volver a meterse en los puestos de play in antes de afronta varios partidos complicados en el Este (Sixers, Heat). Sin embargo, han perdido los dos duelos y, lo que es peor, pinta que van a seguir perdiendo.

Así definía Luka Doncic su momento actual jugando para los Mavs: "Es muy frustrante. Me lo puedes apreciar mientras juego. A veces no siento que sea yo jugando. Solía divertirme mucho en la cancha, pero ha sido muy frustrante por muchas razones, no solo por el baloncesto".

Los Mavs tienen un grave problema de planificación de plantilla desde principios de temporada con una de las peores defensas de la NBA. Esto se agudizó aún más con la llegada de Kyrie Irving. Todos los expertos señalaban que la llegada del base debía venir acompañada de algún refuerzo más para mejorar la defensa y el rebote. Nada vino. Así, el equipo está pagando las consecuencias: ¡NO COGE UN REBOTE!. Y, claro, así es simplemente imposible ganar partidos de baloncesto. 

Ayer, Mark Williams, el rookie de los Hornets, parecía Dennis Rodman. Capturó 16. Los Mavs cogieron 21 rebotes menos que los Hornets (58 vs. 37) y esa es la tónica habitual de todos los partidos. Ayer, además, no les entraron los tiros. Es imposible ganar así...

Pinta mal la cosa

Los Mavs son undécimos y están a sólo un partido del play in pese a haber perdido los 4 últimos duelos que han disputado. Tienen opciones, por supuesto, pero la cosa pinta muy mal para ellos. Juegan ahora contra los Pacers sin Luka y luego contra los Sixers y los Heat. Muy complicado. Más allá de los rivales, el problema es de base en la planificación de la plantilla: sin defensa lo normal es perder. Así de simple.