Un destrozado Jalen Brunson pasa por el quirófano: os contamos todos los detalles

Los New York Knicks han sufrido numerosas lesiones en playoffs que han acabado haciendo que quedaran eliminados ante Indiana Pacers

Juan López | 23 Mayo 2024 | 09:59
facebook twitter whatsapp Comentarios
Jalen Brunson, jugador de New York Knicks.
Jalen Brunson, jugador de New York Knicks.

En un desenlace desafortunado para los New York Knicks, dos de sus jugadores clave, Jalen Brunson y Bojan Bogdanovic, se han sometido a cirugías tras la eliminación del equipo en las semifinales de la Conferencia Este. Brunson, que sufrió una fractura en la mano izquierda durante el séptimo partido contra los Indiana Pacers, y Bogdanovic, que se lesionó la muñeca izquierda en la primera ronda de los playoffs contra los Philadelphia 76ers, deberán pasar por un periodo de rehabilitación antes de poder regresar a la cancha.

La lesión de Jalen Brunson se produjo en el tercer cuarto de la derrota de los Knicks por 130-109 frente a los Pacers. A pesar del dolor evidente, Brunson continuó jugando, terminando el partido con 17 puntos, su anotación más baja de una postemporada en la que había sido una pieza fundamental para el equipo. Durante los playoffs, Brunson promedió 32,4 puntos por partido, solo superado por los 33 puntos de Joel Embiid en la serie contra los 76ers.

Jalen Brunson, que ha tenido una actuación destacada en esta postemporada, anotó 40 o más puntos en cinco ocasiones, convirtiéndose en el cuarto jugador en la historia de la NBA en lograr esa hazaña en cuatro partidos consecutivos de playoffs. Su capacidad para llevar al equipo en momentos críticos fue evidente, y su ausencia será una prueba significativa para los New York Knicks en la próxima temporada.

La cirugía de Bojan Bogdanovic

Por otro lado, Bojan Bogdanovic también pasó por el quirófano para reparar una lesión en la muñeca izquierda, sufrida en el cuarto partido de la serie contra los 76ers. A pesar de su rol como jugador de reserva, Bogdanovic había sido una pieza importante para los Knicks, aportando 13 puntos desde el banquillo en el primer partido de esa serie. Su versatilidad y experiencia serán extrañadas mientras se recupera de la cirugía.

Un equipo destrozado por las lesiones

Las lesiones han sido un tema recurrente para los Knicks esta temporada. Julius Randle tuvo que someterse a una operación tras dislocarse el hombro en enero, y Mitchell Robinson también pasó por el quirófano para reparar una lesión en el tobillo durante los playoffs. Estas bajas han sido un golpe significativo para un equipo que mostró un gran potencial durante la temporada regular y los primeros compases de la postemporada.

El equipo médico de los Knicks ha informado que tanto Brunson como Bogdanovic serán evaluados de nuevo en un periodo de seis a ocho semanas. Este periodo de recuperación será crucial no solo para su salud, sino también para la planificación del equipo de cara a la próxima temporada. La evolución de sus rehabilitaciones determinará cuándo podrán regresar a la cancha y contribuir de nuevo al equipo.

La próxima temporada será un desafío para los Knicks, que deberán adaptarse y superar las adversidades provocadas por las lesiones de sus jugadores clave. El entrenador Tom Thibodeau y el cuerpo técnico tendrán que ajustar sus estrategias y posiblemente depender más de otros jugadores del roster mientras esperan la recuperación completa de Brunson, Bogdanovic y otros lesionados.

El rendimiento de Jalen Brunson en los playoffs ha demostrado que puede ser una estrella en la NBA, y su recuperación será un factor determinante para las aspiraciones de los Knicks en la próxima temporada. Bojan Bogdanovic, con su experiencia y habilidad, también será una pieza importante una vez que regrese al 100%.

Reflexión

La temporada de los Knicks ha estado llena de altibajos, con actuaciones impresionantes en los playoffs que ilusionaron a los aficionados, pero también con una serie de lesiones que complicaron el camino del equipo. La cirugía de Jalen Brunson y Bojan Bogdanovic marca un momento crítico en la recuperación del equipo. Con la esperanza puesta en una recuperación exitosa y un retorno fuerte, los Knicks buscarán volver a la contienda y superar las expectativas en la próxima temporada.

La resiliencia y la capacidad de adaptación serán claves para que los Knicks puedan mantenerse competitivos mientras esperan el regreso de sus estrellas. La próxima temporada promete ser interesante, con un equipo decidido a superar las adversidades y a construir sobre las bases sólidas que han establecido este año.