Byron Scott admite que da descanso a sus jugadores de forma aleatoria

El entrenador de los Lakers reconoció no tener ningún plan de rotación para la plantilla, simplemente sienta a los jugadores que le parece.

El entrenador de los Lakers sigue añadiendo premisas a su lista de "cosas sin sentido que Byron Scott ha dicho esta temporada".



El entrenador en jefe de Los Ángeles Lakers (20-54), reconoció que no hay ninguna razón detrás de los descansos de algunos de sus jugadores en esta recta final de temporada. Con el equipo fuera de la lucha por PlayOffs, sus alineaciones realmente tampoco tienen importancia, pero no deja de ser extraño oírle admitir que sienta a sus chicos en el banquillo al azar.



Además, Scott también dijo que ni siquiera comunica a sus jugadores que no van a jugar. Con estas prácticas está llevando a algunos de sus jugadores, como Ed Davis, por el camino equivocado ya que lo ha sentado en los últimos tres partidos a pesar de estar disponible. Carlos Boozer y Jordan Hill también han sufrido el "DNP" en su hoja de estadísticas, y lo mismo pasa con Robert Sacre que ya sea por descanso o por necesidades de la rotación, no ha jugado en esta recta final.



Siendo justos, no hay nada malo con todo esto. Una temporada de 82 partidos es muy larga y conseguir que los veteranos tengan días de descanso es justificable, sobre todo para un equipo como los Lakers, que sólo mantienen sus opciones de conseguir el número uno del próximo Draft si terminan entre los cinco peores equipos de la liga. Pero hacerlo sin un plan real de rotación, no tiene sentido.



Y ahora, echemos la vista atrás para ver la lista de "cosas sin sentido que Byron Scott ha dicho esta temporada":



28 de julio: Un Scott recién contratado dice que los Lakers "tienen que prepararse para jugar defensivos". Ocupan el puesto 28 en efectividad defensiva en la liga.



10 de septiembre: Se revela que las primeras palabras del entrenador al equipos fueron que quiere ganar el campeonato esta temporada. Están luchando por conseguir la mejor posición en el próximo Draft.



8 de octubre: Scott afirma que quiere que su equipo sólo intente 15-20 triples por partido, una estrategia condenada al fracaso hoy en día en la NBA.



16 de octubre: El entrenador y Kobe Bryant llegan a un acuerdo para dosificar los minutos de la estrella. Bryant comienza la temporada promediando 35.5 minutos por partido y sin descansar una sola noche en los primeros 27 encuentros.



17 de octubre: Byron Scott sigue con su lucha contra los triples y afirma que "los tiros de 3 no ganan campeonatos".



4 de noviembre: Con unos Lakers que comenzaron 0-4, pide a su equipo que afronten el quinto partido de una temporada de 82 como si fuera un séptimo partido de una serie de PlayOffs.



3 de enero: Cuando Kobe Bryant comienza a lanzar menos debido a la presión defensiva de los otros equipos, Scott le pide que tire más.



3 de enero: El entrenador decide que su equipo no haga una falta en la última jugada del partido, costándole la derrota.



5 de febrero: Una vez más se repite la jugada y los Lakers deciden no hacer falta en los últimos segundos, con la consecuente derrota Scott admite que quizás deben cambiar de filosofía.



6 de febrero: Se destapa la ridícula relación entre el entrenador y Nick Young.



Ha habido otros pequeños comentarios relacionados con problemas mayores en la franquicia. Es difícil culpar totalmente a Byron Scott por la penosa temporada, y más viendo la plantilla con la que ha tenido que trabajar, pero debe haber serias dudas sobre si es el hombre adecuado para el banquillo de uno de los equipos con más mercado de la liga.

Comentarios recientes