Jahlil Okafor cree que está siendo infravalorado por los expertos

El aspecto defensivo de Okafor le ha jugado una mala pasada de cara al próximo Draft, donde aparecía en el número uno durante gran parte de la temporada.

En ocasiones, hay fuerzas que escapan más allá del control de cualquier jugador.



Se le consideraba como el número uno del Draft durante casi toda la temporada, pero Jahlil Okafor vio como Karl Anthony-Towns le pasaba por la derecha finalmente en la mayoría de las predicciones durante el torneo de la NCAA. La razón principal fue que mientras Okafor es un jugador ofensivo de otro mundo, pero el gran potencial defensivo de Towns juega más en su favor para los analistas.



Pero Okafor cree que su propio rendimiento defensivo está infravalorado. En su tiempo en Duke, Okafor no se centró en ser la referencia defensiva del equipo debido a su gran papel en ataque, que hizo que el equipo consiguiera el tercer puesto en todo el país en el aspecto ofensivo. Además, también tuvo que lidiar con algunas lesiones que mermaron su condición.



Teniendo en cuenta todos esos factores y su propio deseo de mejora, Okafor cree que está siendo subestimado, como dijo a Basketball Insiders:



"Sé que voy a mejorar. Puedo mejorar en todo lo que hago y seguir mejorando. No creo que mi defensa fuera tan mala como la gente dice. Ganamos un campeonato nacional y mis entrenadores quedaron muy contentos con la forma que jugué en ambos lados de la cancha. Además no podía entrar en problemas de falta y con la forma en que practicamos nuestra defensa, no estaba en situaciones en las que tuviera que defender el aro.



Honestamente, es uno de mis defectos que puedo mejorar, pero también puedo hacerlo en ataque".



Su argumento no es del todo incorrecto, promedió 1.4 tapones por partido y 2.1 faltas personales. La mayor parte de su valor seguirá derivando de su talento en ataque, pero encasillarlo como un jugador que no sabe defender a sus 19 años puede ser injusto, o al menos prematuro.



Como suele ser el caso en un debate entre dos jugadores que optan al primer puesto del Draft -como sucedió el año pasado con Andrew Wiggins y Jabari Parker- los detractores se centran más en las carencias y dejan de lado los puntos fuertes de cada jugador. Okafor es un jugador con un talento ofensivo inmenso, dotado sin duda para jugar en la NBA, y los equipos que apuestan por Karl Anthony-Towns -no todos lo hacen- seguramente estarían encantados de tenerlo como un "premio de consolación".

Comentarios recientes