Previa y pronósticos para 2016; Detroit Pistons

En Michigan afrontarán una nueva temporada de transición en la que buscarán dar un pequeño paso adelante de la mano de su prometedor núcleo de jóvenes jugadores.

Un entrenador contrastado y que siempre ha conseguido sacar el mejor rendimiento posible de sus respectivas plantillas como lo es Stan Van Gundy tendrá la difícil papeleta de liderar el renacer de unos Detroit Pistons que volverán a afrontar un año de transición.

La pasada temporada, la franquicia de Michigan tuvo un nefasto inicio de regular season en el que sus expectativas se vieron enterradas desde el primer momento tras perder 23 de sus primeros 28 encuentros. En los despachos solucionaron la situación desprendiéndose de Josh Smith y el equipo lo notó, pero ya era demasiado tarde para luchar por la octava plaza de la Conferencia Este.

Las importantes bajas, personificadas en la figura de Greg Monroe, no permitirán a los Pistons, a priori, alcanzar los Playoffs, por lo que el objetivo de la franquicia pasará por madurar a sus jóvenes talentos y comenzar a instaurar las bases de un prometedor proyecto a medio-largo plazo.

Quinteto, banquillo, altas y bajas

Con la salida de Greg Monroe rumbo a Milwaukee, en las oficinas de Detroit mostraron sus cartas y la apuesta incondicional por Andre Drummond como el principal referente del nuevo proyecto de los Pistons.

Del mismo modo, la directiva otorgó galones a Reggie Jackson como la primera espada ofensiva después de su notable rendimiento durante los 27 partidos que disputó en el equipo el pasado curso. Después de un papel secundario en Oklahoma City a las sombras de Russell Westbrook, el combo-guard tendrá que demostrar que es un jugador de primera línea capaz de soportar la responsabilidad en ataque del equipo tras renovar por 80 millones de dólares.

Si los Pistons confirman el traspaso de Brandon Jennings antes del comienzo de la temporada, Steve Blake aportará su veteranía y acierto exterior como sustituto de garantías de Jackson, mientras que Marcus Morris, Stanley Johnson y Danny Granger serán los encargados de cerrar el juego exterior.

De la evolución del producto de la Universidad de Arizona dependerá la cantidad de minutos que Morris dispute como ala-pívot, puesto que recaerá de inicio en la figura de Ersan Ilyasova, cuya buena mano desde el exterior permitirá abrir más el juego ofensivo de los Pistons y ofrecer más alternativas.

Por su parte, Aron Baynes llega procedente del triunfador proyecto de San Antonio para poner a disposición de su nuevo equipo sus capacidades y aptitudes defensivas.

Altas: Aron Baynes (Spurs), Steve Blake (Nets), Reggie Bullock (Suns), Danny Granger (Suns), Darrun Hillian (rookie, Universidad de Villanova), Stanley Johnson (rookie, Universidad de Arizona), Ersan Ilyasova (Bucks).

Bajas: Caron Butler (Bucks), Greg Monroe (Bucks), Quincy Miller (Nets), Tayshaun Prince (Wolves), Shawne Williams (Bucks).

Fortalezas

Defensa: en las oficinas de Michigan han conseguido reunir un grupo con un buen rendimiento defensivo con vistas a mejorar teniendo en cuenta la juventud del núcleo principal del equipo. Andre Drummond, Kenatavious Caldwell-Pope y la irrupción de Stanley Johnson, claves.

Rebote: Andre Drummond es uno de los mejores reboteadores de toda la NBA, especialmente en el aro rival, donde es una auténtica bestia. Los Pistons deberán aprovechar su superioridad en esta faceta del juego para obtener resultados.

Poca presión: en Detroit saben que el equipo afrontará otra temporada de transición en el que buscarán asentar las bases del liderazgo de Andre Drummond tras la salida de Monroe y el asentamiento y evolución de los jóvenes talentos de la plantilla.

Debilidades

Necesidad de un referente ofensivo: tras la salida de Greg Monroe y con Andre Drummond como punta de lanza en labores defensivas y reboteadoras, en Detroit necesitarán como el comer a un jugador que asuma la responsabilidad ofensiva del equipo.

Este papel deberá recaer sobre Reggie Jackson, quien deberá devolver la confianza de una franquicia que ha apostado ciegamente por él con un contrato de 80 millones de dólares. En 27 partidos, sus promedios alcanzaron los 17.6 puntos y 9.2 asistencias la pasada temporada, pero ahora tendrá que demostrar que es capaz de prolongar este rendimiento a lo largo de una regular season de 82 partidos.

Inexperiencia: a pesar de la adicción de veteranos como Ersan Ilyasova, Steve Blake o Aron Baynes, en Detroit están pensando en el futuro y sus principales figuras todavía tienen que confirmar su madurez y dar un paso más en la NBA.

Tiro libre: los Pistons fueron uno de los peores equipos de la liga en esta faceta de juego a causa, principalmente, de la preocupante efectividad de Andre Drummond desde la línea de personal. El pívot presenta un paupérrimo porcentaje del 39.7% a lo largo de su carrera, inadmisible para un jugador llamado a liderar el proyecto del equipo durante los próximos años.

Débil segunda unidad: a excepción de Brandon Jennings quien, por otro lado, está en el foco de los rumores ante un inminente traspaso, los Pistons presentan un banquillo de poco nivel, especialmente en el juego interior.

Pronóstico

No le espera una temporada nada fácil a la franquicia de Michigan y apostamos a que no conseguirán ascender más allá de la 12ª posición de la Conferencia Este con un registro que oscilará en torno a las 30-32 victorias.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes