Previa y pronósticos para 2016; Los Ángeles Clippers

Los Clippers han mantenido a sus estrellas y han hecho incorporaciones de lujo para completar su plantilla. ¿Conseguirán el anillo?

Otro año más Los Ángeles Clippers son serios aspirantes al anillo. Otro año Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan seguirán compartiendo equipo pese al intento frustrado de los Mavs de Cuban de fichar al pívot criado en la Universidad de Texas A&M.

A diferencia del año pasado, esta vez los angelinos se han reforzado a lo grande, con incorporaciones de altura que sobre el papel suponen un salto de calidad respecto a la temporada anterior, en la que sucumbieron en el séptimo partido de semifinales de Conferencia ante los Rockets de Harden.

Si en aquella ocasión, el conjunto dirigido por Doc Rivers se dejó remontar un 1-3 (novena vez en la historia de la NBA que sucede), esta temporada parece que han optado por incorporar jugadores experimentados que puedan ser capaces de dar la talla en momentos de vital importancia.

Quinteto, banquillo, altas y bajas

El quinteto titular estará formado por Chris Paul, J.J. Redick, Paul Pierce, Blake Griffin y DeAndre Jordan. Los Clippers cuentan con un banquillo de lujo, formado, entre otros, por Austin Rivers, Lance Stephenson, Jamal Crawford y Josh Smith.

Altas: Cole Aldrich (Knicks), Branden Dawson (novato), Chuck Hayes (Raptors), Wesley Johnson (Lakers), Luc Mbah a Moute (Sixers), Paul Pierce (Wizards), Pablo Prigioni (Rockets), Josh Smith (Rockets), Lance Stephenson (Hornets).

Bajas: Matt Barnes (Grizzlies), Glen Davis (agente libre), Jordan Hamilton (cortado), Spencer Hawes (Hornets), Lester Hudson (China), Dahntay Jones (Nets), Hedo Turkoglu (agente libre), Ekpe Udoh (Fenerbahçe).



Fortalezas

Amplio banquillo -Junto al playmaker Chris Paul se encuentra Austin Rivers, quien volverá a estar a las órdenes de su padre una campaña más –en la anterior fue de menos a más-, siendo el sustituto de lujo del doble medallista olímpico. Para completar la rotación, nadie mejor que un veterano de mil batallas, el argentino Pablo Prigioni.

En el puesto de escolta no está claro quién será titular. Bendito problema para Rivers. El refuerzo de más proyección para los Clippers es Lance Stephenson, un polivalente y díscolo escolta que también hará las veces de base y alero. Pero todo hace indicar que saldrá de titular J.J. Redick, jugador de equipo y excelente tirador. ¿Y en la recámara? El mejor sexto hombre de 2014, uno de los tipos más habilidosos y versátiles de la competición. A Jamal Crawford se le caen los puntos de las manos. Posee el récord absoluto (44 veces) en forzar jugadas de ‘3+1’. Un seguro de vida anotador que puede aparecer en cualquier momento.

Se mantiene el juego interior -Bajo el poste afortunadamente nada ha cambiado. La misión del dueño de los Clippers, Steve Ballmer, era la de mantener a sus dos pívots titulares. Y al final lo consiguió. La temporada no habría empezado igual si finalmente DeAndre Jordan, agente libre en julio, hubiese aceptado la oferta de los Mavs. Pero a última hora, sus compañeros, Rivers y el mismísimo Ballmer convencieron al bueno de Jordan para que se quedase, incluso a través de redes sociales. Eso sí, cobrando 88 millones en 4 temporadas. Para reforzar el poste ha venido otro jugador de nivel, Josh Smith, capaz de lo mejor y de lo peor.

Segunda unidad -Aprovechar la calidad de los suplentes dependerá exclusivamente de Doc Rivers. Desde la banca salen muchos jugadores que tienden a acaparar el balón y será obligación del entrenador enseñarles a pensar en el colectivo.

Experiencia -Los Clippers han llegado a semifinales de Conferencia en tres de los últimos cuatro campeonatos y todas sus piezas clave se encuentran en el apogeo de su carrera. Si además, unimos las incorporaciones de Stephenson, Pierce y Smith, la fiabilidad de la franquicia angelina ha aumentado exponencialmente.

Debilidades

Dudas con el small forward -El puesto de alero es quizás el más descuidado de la plantilla de los Clippers. Tras la marcha de Matt Barnes a Memphis, los angelinos cuentan el incombustible Paul Pierce, en su enésima aventura en busca del anillo, un dubitativo Wesley Johnson, proveniente del otro extremo de la ciudad, además de la ayuda puntual que puedan brindar Stephenson y Crawford. Quizás sea demasiado trabajo para The Truth. No olvidemos que lleva la friolera de 17 temporadas en activo.

‘Hack-a-Jordan’ -Como a algún equipo se le ocurra jugar al antibaloncesto, será mejor que cojamos posición horizontal y apaguemos la TV. No sería la primera vez que sucede y es probable que en los próximos meses tengamos que ver este bochornoso espectáculo más de una vez. Conclusión: alguien debería instruir a DeAndre en el noble arte de meter tiros libres.

¿Rebotes? -Es otra de las grandes incógnitas a resolver por parte de Rivers. Cuando Jordan descanse veremos cómo solventa este problema el técnico de la franquicia con sede en Los Ángeles. Griffin y Smith no son reboteadores puros y al fondo del banquillo tan sólo se encuentra Cole Aldrich como repuesto natural del solicitado pívot texano.

Pronóstico

Pensamos que los Clippers van a quedar en la primera posición en la División Pacífico y en el primer puesto de la Conferencia Oeste, con altas probabilidades de optar al anillo. Ganarán en torno a 61-64 partidos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes