Kobe Bryant agradece las críticas recibidas: "Me ayudan a seguir luchando"

El mal comienzo de temporada de los Lakers y del propio escolta no ha afectado ni lo más mínimo a los ánimos o la motivación del jugador.

Kobe Bryant ha iniciado su vigésima, y presumiblemente última, temporada en la NBA pero la situación en Los Ángeles está muy lejos de ser la deseada. El escolta promedia 16.2 puntos por partido y una efectividad del 32.1% en tiros de campo, unos números que no registraba desde su segunda temporada en la liga.

Por su parte, Los Ángeles Lakers apenas han dado muestra de mejoría y no fue hasta este viernes ante unos decadentes Brooklyn Nets cuando sumaron su primera victoria del curso tras cuatro derrotas consecutivas.

Como es habitual cada vez que exhibe su peor versión, Kobe ha vuelto a ser el centro de las iras de sus críticos, un hecho que, por otro lado, no afecta lo más mínimo al jugador, quien ha reconocido que los aficionados esperan mucho más de él que de otros jugadores de la liga en su misma situación.

"Mis estándares están mucho más altos que la mayoría de mis compañeros", declaró Kobe en una entrevista para Yahoo Sports. "Si tengo una mala noche en el lanzamiento es habitual escuchar frases que afirman que estoy acabado o en la tumba. Pero si miras a tu alrededor te das cuenta de que hay otros jugadores que también pasan por malas rachas y no causa tanto revuelo."

Más allá de lamentarse o de ejercer algún tipo de réplica, el escolta ha querido agradecer la insistencia de sus críticos por mantener intacto su nivel de motivación.

"En realidad apreció las expectativas que la gente tiene puestas en mi. Una lesión en el tendón de Aquiles. Una fractura de rodilla. Mi hombro. Veinte temporadas en la liga. 37 años de edad. Todo eso y las expectativas siguen estando en torno a los 30 puntos por noche. Este alto nivel de exigencia es lo que me motiva para seguir luchando."

Es evidente que Kobe Bryant ha dejado atrás sus gloriosos años en los que las exhibiciones se sucedían noche tras noche. Sin embargo, los más nostálgicos parecen no ser conscientes del irremediable paso del tiempo y exigen un nivel sobre la cancha que, a día de hoy, no puede ofrecer el escolta de los Lakers. Probablemente, él mismo es el primero que lamenta no poder ser el Kobe Bryant de hace diez años.

Comentarios recientes