Pat Riley sigue sin saber qué hacer con Hassan Whiteside

El bajón de los Miami Heat en las últimas semanas podría precipitar un arriesgado traspaso que muchos creen que podría beneficiarles.

No es ningún secreto que Erik Spoelstra no le termina de convencer Hassan Whiteside para el puesto de pívot titular. El entrenador de los Miami Heat ha sentado al jugador de 26 años en no pocas ocasiones en los últimos cuartos de partidos igualados, y dado que el jugador presenta unos registros individuales muy a tener en cuenta, y que lleva dos temporadas rindiendo muy por encima de su salario, no es difícil de prever que este verano cuando sea agente libre quiera un contrato máximo que en Miami no están dispuestos a firmarle.

Los malos resultados de las últimas semanas, en las que los Heat solo han ganado dos de los últimos diez partidos, han bajado a Miami a la octava plaza de la clasificación del Este y si la tendencia continua lo tienen muy difícil para clasificarse para los Playoffs.

Según ha publicado el Miami Herald, el mandamás de los Heat, Pat Riley, estaría valorando muy seriamente traspasar al jugador antes del cierre del mercado (18 de febrero) para buscar a otro pívot de primer nivel. Desde hace semanas se viene especulando con la posibilidad de que los Houston Rockets se deshagan de Dwight Howard, por lo que podría darse un traspaso entre estos dos equipos que involucrase a ambos interiores. Pero lo cierto es que Riley no sabe qué hacer.



Ni la directiva ni el cuerpo técnico de los Heat están seguros de ver a Whiteside como una pieza importante del equipo en el futuro.

Si no le traspasan en las próximas tres semanas, los Heat corren el riesgo de perderle a cambio de nada, mientras que si se deciden a darle salida precipitadamente se arriesgarían a sufrir mucho en lo que queda de temporada, y a ser un destino mucho menos atractivo para los agentes libres cuando llegue el verano.

Los números del pívot de los Heat esta temporada son de 12,3 puntos, 11,2 rebotes y 3,9 tapones en 28,9 minutos por partido, pero como dice Rudy Gobert, a veces las estadísticas individuales de algunos jugadores perjudican al equipo.

Comentarios recientes