"Los equipos tendrán que ganarse un puesto en nuestros torneos en sus competiciones domésticas"

Kamil Novak, presidente de FIBA Europa, ha reconocido en una entrevista con Eurohoops que no existirán licencias ni wildcards en sus nuevas competiciones.

Este lunes, la FIBA presentará de manera oficial y definitiva sus nuevas competiciones por lo que la temporada 2016-17 estará marcada por la existencia de dos torneos con diferentes dueños, directrices y normativa que se han convertido en la personificación perfecta de la tensa relación existente entre la organización internacional y la Euroliga.

Entre las principales novedades de la nueva Basketball Champions League destaca la inexistencia de cualquier tipo de licencia o wildcard que asegure la presencia automática cada año de un número determinado de equipos, en clara contraposición al formato vigente en la Euroliga.

En una entrevista para el portal Eurohoops, Kamil Novak, presidente de FIBA Europa, ha realizado un rápido repaso por las principales particularidades de su competición y la actualidad que gira en torno a la brecha existente entre las dos organizaciones. Eso si, el mandatario ofreció su mano a futuras negociaciones con la cúpula de Euroliga.

"La FIBA está abierta a mantener conversaciones productivas y negociar con ellos. El verano pasado hicimos unas propuestas concretas, incluso una verdadera asociación con los clubes y la Euroliga. Lamentablemente, estas fueron rechazadas y aún estamos a la espera de las propuestas de la Euroliga sobre cómo resolver la situación y trabajar juntos en armonía. Hemos oído muchas veces a la Euroliga decir que quieren que la FIBA ​​se una a su nuevo proyecto, pero nunca han propuesto nada en concreto. Es evidente que no somos lo suficientemente buenos socios para ellos."

Novak también ha explicado los motivos de la creación de estas nuevas competiciones y las principales diferencias entre ambos planteamientos que han llevado a la separación de las dos organizaciones, en un calco a lo sucedido con la Euroliga y la Suproliga en el año 2000.

"La Champions no será un torneo de miembros privados. La Euroliga se ha olvidado de que para el desarrollo del deporte en Europa es necesario atraer a los aficionados, patrocinadores y medios de comunicación en muchos mercados nacionales y apostar por el crecimiento de los talentos locales. La familia del baloncesto europeo no es feliz con este modelo. Por lo tanto, se trata de una línea de conducta responsable e inevitable de la FIBA ​​para asistir a la gran mayoría de sus miembros y apoyar un sistema que asegura el crecimiento continuo de baloncesto a nivel nacional, al tiempo que refuerza una estructura deportiva sencilla y permanente de las competiciones nacionales e internacionales. Estamos totalmente centrados en el lanzamiento de la Champions, que creemos que es el camino correcto a seguir para el desarrollo y crecimiento del deporte en toda Europa."

Para finalizar, el presidente de FIBA Europa confirmó su postura inamovible de seguir adelante con el proyecto pese a la reciente anunciados realizados por los clubes y directivos de diversos equipos que han decidido por apostar por la continuidad de la Euroliga.

"Respetamos totalmente la opinión de todo el mundo, más aún si se trata de jugadores de gran prestigio que han dado su vida a nuestro deporte y ahora tienen la intención de invertir fuertemente en sus clubes. Al mismo tiempo, la FIBA ​​cree firmemente en su proyecto y cree que el criterio deportivo para clasificarse para la Champions a través de las ligas nacionales de baloncesto es la base fundamental de nuestro deporte en Europa y no puede ponerse en peligro por cualquier persona en el mercado. Como estaba previsto, la Champions arrancará la temporada 2016-17."

Comentarios recientes