Adam Silver promete cambios para el próximo partido del All-Star

El comisionado de la NBA quiere un evento más competitivo para que llegue a más audiencia, y cuenta con el apoyo del sindicato de jugadores.

A pesar de que fue un partido exento de rivalidad, el encuentro del domingo del último All-Star Weekend celebrado en Nueva Orleans el pasado 19 de febrero tuvo el mejor dato de audiencia desde el año 2013. No obstante, no hace falta ser un experto en baloncesto para darse cuenta de que el espectáculo no lo puso la competitividad, ya que los dos equipos se acercaron muy peligrosamente a los 200 puntos (192-182 para el conjunto de la Conferencia Oeste).

Es por eso que el comisionado de la NBA, Adam Silver, quiere introducir algunos cambios al formato del Partido de las Estrellas para hacerlo más competitivo y ofrecer un mejor producto a los millones de espectadores que lo ven, en otra vuelta de tuerca más que quiere impulsar.

Silver quiere más intensidad en un encuentro en el que se supone que compiten los mejores jugadores del planeta, y tiene el apoyo de los jugadores, o al menos de buena parte del sindicato de jugadores. El base de los Clippers, Chris Paul, que es el presidente del sindicato, se puso en contacto con Silver para trasmitirle la necesidad de un cambio profundo en un formato que a todas luces parece algo desgastado.

"No olvidemos que este evento no se organiza solo por diversión".

El mandamás de la liga aseguró a ESPN que en estos cambios que no ha concretado todavía se implementarán ya en la próxima edición de 2018.

Uno de los cambios que se han discutido es introducir una distancia desde la que el lanzamiento a canasta valga cuatro puntos exclusivamente en el partido del All-Star, pero parece que no llegará muy lejos porque ambas partes lo han rechazado.

Comentarios recientes