Embiid tumba a Lakers con una exhibición histórica; 46 puntos, 15 rebotes, 7 tapones y 7 asistencias

Además, Ben Simmons, que rozó el triple-doble, fue muy superior en su duelo particular de rookies mediáticos contra un gris Lonzo Ball.

A estas alturas de la película muy pocos son los que dudan de que Joel Embiid es toda una estrella de la NBA, pero por si quedaba algún incrédulo, el camerunés realizó anoche en el Staples Center una exhibición histórica para llevar a sus Philadelphia 76ers a una victoria por 109-115 frente a Los Angeles Lakers: 46 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 7 tapones.

Esa fue ni más ni menos que la tarjeta de presentación que dejó Joel Embiid en la meca del cine, en una actuación de la que se podría hacer perfectamente una película. Una historia cinematográfica que tendría su cumbre en el último cuarto, donde el pívot destrozó a Los Angeles Lakers y a sus distintos defensores (Luke Walton le colocó a Brook Lopez. Julius Randle y Andrew Bogut, con el mismo resultado negativo) al firmar 19 puntos que fueron decisivos para esa victoria final de Philadelphia 76ers por 109-115.

Hay otro dato impresionante que demuestra la tremenda exhibición de Joel Embiid en el Staples Center. Y ese es que el de los Philadelphia 76ers se ha convertido en el primer jugador en firmar un partido de 45 o más puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y 7 tapones desde que en la NBA los tapones empezaron a contarse en la temporada 1973-74. Además, para redondear todo, el camerunés ha establecido la mejor marca anotadora de su carrera.


Ben Simmons domina a Lonzo Ball

La película de la exhibición de Joel Embiid podría tener también su historia secundaria, centrada en el duelo entre Lonzo Ball y Ben Simmons, los dos rookie más mediáticos de la temporada 2017-18. Un duelo, que al igual que el partido, se decantó del lado de Philadelphia 76ers.

Ben Simmons volvió a demostrar su tremenda facilidad para sumar en todos los apartados del juego, y con 19 puntos, 10 asistencias, 9 rebotes y 5 robos fue decisivo y estuvo a un paso de firmar un nuevo triple-doble. Por su parte Lonzo Ball estuvo una vez más muy gris, y terminó el partido con unos pobres 2 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias en 21 minutos.

Comentarios recientes