Damian Lillard se reunió con el dueño de los Blazers para hablar del rumbo de la franquicia

Damian Lillard es santo y seña de los Portland Trail Blazers desde que aterrizó en la franquicia en el Draft 2012, y su intención es la de seguir siéndolo mucho más tiempo. Eso sí, quiere saber hacia donde va el equipo, y por eso, según informa la ESPN, se reunió con Paul Allen, el propietario, la semana pasada.

En esa reunión, solicitada por el propio jugador (y en la que Paul Allen se temió que le pidiese el traspaso), Damian Lillard reiteró su deseo de seguir en los Portland Trail Blazers, pero pidió garantías de que desde la franquicia se está trabajando en construir un equipo que aspire en el futuro al anillo, algo que ahora parece lejano.

Además, según la información dada por la ESPN, Damian Lillard también fue crítico con operaciones pasadas de los Portland Trail Blazers, como la de traspasar a Will Barton a Denver Nuggets o dejar escapar a LaMarcus Aldridge. Por último, el base también depositó su confianza en el técnico Terry Stotts.

Comentarios recientes