La defensa de la selección debe mejorar con y sin Marc

Ganar un Mundial es complicado y si no se juega a un nivel excelente en las dos facetas además de tener suerte, no solo eso, ganar medalla también se complica

Marc Gasol | Foto: feb.es
Marc Gasol | Foto: feb.es

Tan solo quedan dos días para que arranque de forma oficial el Mundial de Baloncesto de China de este verano para la selección española comandada por un Sergio Scariolo que debe solventar sus problemas en defensa si quiere conseguir competir en rondas altas en una competición en la que el objetivo imperial es traer la medalla de vuelta. Después de varios amistosos siguen rodeado las dudas a un grupo que parece depender mucho de Marc Gasol no solo en ataque sino en la otra parte de la cancha que se antoja más vital sin duda.

El amistoso contra la selección de Rusia enfrió y mucho las expectativas de un equipo que encadenó inumerables fallos y dejó casi al descubierto todas las carencias que tienen de cara al Mundial, a la espera de un Gasol que todavía lídia con sus problemas estomacales pero que parece que estará en el partido de apertura ante Túnez. Por suerte el primer rival parece asequible y España se puede reponer de esa constante falta de acierto que atraviesa no solo desde la línea de tres (que solo consiguen solventar los hermanos Hernangómez y Pau Ribas), también en el resto de ideario en ataque.

No se pudo levantar el equipo de un segundo cuarto desastroso en el que se vio que si jugadores como Willy Hernangómez no consiguen asumir el rol de suplir a Marc cuando no esté en pista la posibilidad de llegar lejos en el torneo parece algo imposible ya que, de momento, las rotaciones no terminan de funcionar. El plan 'b' o 'c' de Scariolo no lelga al nivel esperado y muchas de las aspiraciones en un torneo FIBA pasa por la defensa y más contra equipos tan poderosos como EEUU, Grecia o Serbia, plagados de talento y jugadores de primer nivel en la NBA.

Comentarios recientes