Blake Griffin en el mercado, pero no a cualquier precio

Los Pistons están pensando en la reconstrucción, pero se hace imposible con el gran contrato que tiene firmado su gran estrella

Blake Griffin, jugador de Detroit Pistons.
Blake Griffin, jugador de Detroit Pistons.

Blake Griffin está promediando esta temporada en Detroit Pistons los peores números de su carrera NBA: 15.5 puntos y 4.7 rebotes por partido. Obviamente, no está bien físicamente, no se ha recuperado bien de la lesión que le ha mantenido varios meses de baja. Y decimos lógicamente porque el año pasado promedió los mejores números de su carrera: 24.5 puntos por duelo.

Este rendimiento de Griffin y el hecho de que no estén consiguiendo los resultados esperados, han hecho plantearse a los dueños de la franquicia de Michigan el vender a su jugador franquicia. La razón, simple: no pueden reconstruir la plantilla sin vender a un jugador que tiene un contrato desorbitado para el rendimiento que está ofreciendo actualmente.

Hay que recordar que Griffin fue traspasado desde los Clippers a mediados de la campaña 2017/18 y que los Pistons heredaron su contrato. Le quedan dos campañas más y esto es lo que cobrará este año y los dos siguientes: 34.4, 36.8 y 38.9 millones de dólares por campaña.

El problema que tienen ahora es el rendimiento del jugador. Jugando así, no van a conseguir traspasarlo por algo que les merezca la pena a cambio. Necesitan que el jugador mejore en las próximas semanas para encontrarle un comprador serio, algún equipo que realmente esté interesado en un jugador como él para liderar un proyecto. Parece que los Pistons ya no lo están.

Veremos lo que acaba ocurriendo con un jugador todavía joven (apenas 30 años) y que puede dar mucho de sí en la liga.

Comentarios recientes