Los 5 jugadores más beneficiados por las nuevas reglas para el NBA Draft 2020

El nuevo escenario en el que se llegará a la ceremonia puede beneficar a jugadores con experiencia universitaria y solidez en su juego.

Aaron Nesmith, jugador NBA Draft 2020. Foto: gettyimages
Aaron Nesmith, jugador NBA Draft 2020. Foto: gettyimages

Resulta complicado pensar en el futuro en unos días en los que el coronavirus sacude el mundo y pone en cuestión todo lo establecido. La NBA afronta momentos difíciles, pero no renuncia a pensar en los jóvenes que aterrizarán en la liga la próxima temporada. El NBA Draft es una cuestión cultural en Estados Unidos, una ceremonia tremendamente interiorizada en el imaginario colectivo y en torno a la cual hay gran expectación. La decisión de Adam Silver de suprimir entrenamientos previos, torneos predraft y entrevistas personales con los candidatos, puede provocar un conservadurismo en los equipos a la hora de escoger.

Lo lógico sería que las franquicias no arriesgaran por jugadores que no hayan visto mucho en la temporada regular. Así, aquellos jóvenes que no hayan pasado por la NCAA se pueden ver muy perjudicados por estas medidas, mientras que aquellos que ostentan ya cierta experiencia pueden ser los más beneficiados. Además, en el estilo de juego también puede haber una tendencia a buscar solidez y consistencia, y no tanto jugadores imaginativos con los que no se ha podido hablar ni ver de cerca. Hace unos días repasábamos los mejores jugadores de la NCAA para el NBA Draft 2020, pero este nuevo escenario favorece sobremanera a seis.

Los 10 jugadores de la NCAA más interesantes para el draft 2020

Los 10 jugadores de la NCAA más interesantes para el draft 2020

Repasamos cuáles son los jóvenes que están asombrando en la NCAA y se erigen en favoritos para ocupar altas posiciones en el draft NBA 2020.

Seguir leyendo

Aaron Nesmith. Universidad de Vanderbilt, segundo año. 1,98m. Promedia 23 puntos y 4.9 rebotes

Solo ha podido disputar la segunda mitad de la temporada, pero asombró a propios y extraños al culminar como el mejor tirador de toda la NCAA. Promedió 52% desde el triple, anotando 4.3 por partido, lo cual cautivó a todos los ojeadores. Los especialistas desde el triple están muy valorados en la liga, y un jugador que acredita esos números podría ser escogido en una posición muy notable.

Saddiq Bey, Universidad de Vilanova, segundo año. 2,03m. Promedia 16.1 puntos, 4.7 rebotes y 2.4 asistencias

Un alero del siglo XXI, con buena capacidad defensiva, gran lanzamiento exterior y capacidad para jugar al poste. Terminó la temporada con muy buenos porcentajes y transmitiendo sensaciones de grandeza que habrían sido difíciles de mantener en los playoffs.

Tre Jones, Universidad de Duke, segundo año. 1,90m. Promedia 16.2 puntos, 4.2 rebotes y 6.4 asistencias

Es el base más tradicional, más solvente y el que inspira mayor confianza como generador de juego. Su compromiso en defensa completan un perfil muy apetecible para todo General Manager, que ve como un aval el hecho de haber sido entrenador por Krzyzewski y ser el hermano mayor de Tyus, jugador de los Grizzlies.

Immanuel Quickley, Universidad de Kentucky, segundo año. 1,91m. Promedia 16.1 puntos y 4.2 rebotes.

Ha sido la gran sorpresa de la temporada en la NCAA, asumiendo el protagonismo en una universidad prestigiosa a la que lideró a un alto porcentaje de victorias. Es un buen anotador de notable capacidad de trabajo, que puede ser muy apetecible para cualuier franquicia.

Obi Topin, Universidad de Dayton, segundo año. 2,06m. Promedia 20 puntos, 7.5 rebotes y 2.2 asistencias

Ha sido la gran estrella de la NCAA este año, lo cual no suele equivaler a convertirse en el número del draft ya que muchas franquicias miran más la proyección. Sin embargo, con este panorama los méritos de Toppin pueden ser más importantes que nunca.

Comentarios recientes