Los 6 jugadores de la Euroliga que podrían marcharse a la NBA

La máxima competición continental del baloncesto europeo cuenta con una serie de jugadores de mucho nivel que podrían acabar pronto en la mejor liga del mundo

Los 6 jugadores de la Euroliga que podrían marcharse a la NBA "Foto: Solobasket"
Los 6 jugadores de la Euroliga que podrían marcharse a la NBA "Foto: Solobasket"

En la Euroliga hay mucho baloncesto. Mucho gran jugador. Mucha emoción, mucho trabajo. Partidos vibrantes que cada semana hacen de las delicias del espectador que se pega a su sillón para disfrutar con los mejores encuentros posibles del basket europeo.

Históricos como CSKA de Moscú, Fenerbahce, Panathinaikos, Olympiakos, Zalgiris Kaunas, Real Madrid o FC Barcelona entre otros muchos batallan por coronarse como el mejor equipo del viejo continente.

Un baloncesto muy distinto del que podamos ver en la NBA pero también con su particular atractivo. Más defensivo, más férreo, menos espectacular, más táctico.

Y en este contexto es en el que se cuecen algunos de los mejores jugadores de la competición que, por el nivel y el rendimiento que están mostrando a este nivel, encajarían a la perfección en la mejor liga del mundo. Nosotros ofrecemos estos interesantes nombres:

- Mike James: el talentoso base norteramericano ya ha sido relacionado varias veces con la NBA. No drafteado en 2012, posteriormente probó suerte en dos periplos cortos y fracasados en Phoenix Suns y New Orleans Pelicans. Uno de los mejores jugadores europeos del momento, capacitado para anotar desde cualquier lado de la cancha. Dominio de la larga distancia, tiro exterior, fuerte en la penetración y buen director de juego. Faro actual del CSKA de Moscú

- Shane Larkin: ex de Dallas Mavericks, New York Knicks, Brooklyn Nets y Boston Celtics. El americano con pasaporte turco es un base similar al anterior, también de muchos puntos y un nivel de juego superior al resto. Un extraño NBA en Europa que no debería tardar en volver.

- Scottie Wilbekin: la cosa va de bases de momento y en el Maccabi encontramos uno muy pero que muy bueno. El turco no fue drafteado en 2014 y nunca ha jugado en la NBA. Un anotador compulsivo tanto desde fuera como en penetración, excelente a la hora de dividir la zona y doblar balones a las esquinas, un jugador muy explosivo y de momentos calientes como gusta en USA.

- Will Clyburn: volvemos a Rusia, de nuevo al CSKA de Moscú. Un 2-3 muy físico de los de antaño, de los que se labran el 80% de sus puntos en la pintura y que además es un argumento más que valioso para la defensa. No drafteado en 2013, MVP de la última Final Four de la Euroliga y sin experiencia NBA, pero no debería de tardar.

- Alekséi Shved: el escolta del Khimki lleva varias temporadas demostrando su valía en la Turkish Airlines Euroleague. Tras defender las casacas de Minnesota Timberwolves, Philadelphia Sixers y Houston Rockets, el ruso es un anotador como pocos que ya ha rubricado su rendimiento, por ejemplo, en los dos bronces olímpicos y europeos que acumula con su país. Muy cómodo en su país, más veterano, pero con nivel sobrado para un secundario papel en la NBA.

- Facundo Campazzo: qué decir de Chicho Terremoto. El bajo base del Real Madrid es puro corazón, energía y talento. Una visión de pase que aseguraría espectáculo cada noche en la NBA.

Pero la lista de nombres no acaba. Walter Tavares, Nikola Mirotic, Jordan Loyd, Byant Dunston, Nikola Kalinic… Mucho talento en esta Euroliga, veremos si finalmente las franquicias NBA se acercan a Europa para reforzar sus filas.

Comentarios recientes