Análisis: Los deberes de Udoka como nuevo entrenador de los Celtics

El 'head coach' de Boston tiene por delante varios frentes que cubrir durante el mercado de fichajes y Agencia Libre antes del comienzo de la nueva temporada

Ime Udoka, entrenador jefe de Boston Celtics.
Ime Udoka, entrenador jefe de Boston Celtics.

Después de la contratación de Ime Udoka como nuevo entrenador jefe de Boston Celtics a partir de esta próxima temporada 2021/22 de la NBA, la franquicia de Massachuetts ya ha comenzado al 100% su tarea de mejorar la plantilla con el objetivo de ganar el anillo de campeón en el futuro a corto plazo de la competición.

El traspaso de Kemba Walker a Oklahoma City Thunder (con el que los Celtics se han liberado de su salario, casi 100 millones de dólares entre esta y las dos próximas temporadas), ha traído consigo, además de a Al Horford y Moses Brown, varias tareas que realizar dentro de la plantilla que dirigirá Udoka.

El propio Udoka, junto con Brad Stevens como Presidente de Operaciones de Boston, tiene por delante una serie de deberes para el mercado de fichajes y Agencia Libre 2021.

El primero de ellos es buscar un base titular. Actualmente, con la salida de Walker, los Celtics solo tienen tres bases puros en su equipo: Payton Pritchard, Carsen Edwards y Tremont Waters. Aunque Marcus Smart pueda ejercer ese rol, su posición natural es la de escolta.

En segundo lugar, el regreso de Horford y la llegada de Brown provocan de manera directa una sobrepoblación en el puesto de pívot con un total de cuatro jugadores (sumando a Robert Williams III y Tristan Thompson). En la etapa de Udoka como asistente en Philadelphia 76ers, Horford no jugó prácticamente de ala-pívot, pasando a formar parte de la segunda unidad de los Sixers.

El problema de la 2ª unidad

Por último, los Celtics llevan varias temporadas que no consiguen que sus jugadores de banquillo sean competitivos en su objetivo de lograr el anillo de la NBA. Con el espacio salarial liberado con la salida de Kemba Walker, y los movimientos que vengan derivados de la marcha de un pívot (Tristan Thompson como principal candidato a ello), Boston tendrá que mejorar en ese aspecto en la temporada baja.

Comentarios recientes