Warriors y Nets sufren más de lo esperado para vencer a Pistons y Magic

Los dos equipos, candidatos al anillo, supieron sufrir ante rivales de poca entidad y acabar ganando sin Curry y Durant, sus grandes referentes esta temporada.

Golden State Warriors gana a Pistons. Foto: gettyimages
Golden State Warriors gana a Pistons. Foto: gettyimages

Es en partidos así en los que se ponen los cimientos verdaderos para ser campeones. Se dice mucho eso, pero no por ser un tópico pierde fuerza y realidad ya que Golden State Warriors y Brooklyn Nets conocen de lo duro que es el camino a la gloria y saben que vencer a equipos flojos en noches aciagas para sus intereses o en las que no cuentan con sus mejores jugadores, es clave para conseguir el ansiado objetivo. Lo consiguieron ambos la pasada madrugada sin Stephen Curry y Kevin Durant, respectivamente, poniéndose el mono de trabajo y sufriendo hasta la extenuación para vencer a Detroit Pistons y Orlando Magic. Ambos son líderes de sus respectivas franquicias y prometen emociones fuertes si siguen este camino.

Detroit Pistons 102 - 105 Golden State Warriors

Jordan Poole acudió al rescate de su equipo y demostró que es un jugador de élite en esta liga y que venderá muy cara su titularidad hasta que Klay Thompson se encuentre en óptimas condiciones. Los 32 puntos anotados por el talentoso escolta fueron determinantes para que los de la Bahía aguantaran el empuje final de unos Pistons liderados por Cunningham y Grant, con 19 puntos cada uno de ellos. Otro que asumió responsabilidades en los Warriors fue Andrew Wiggins, que con 27 puntos y buena selección de tiro en momentos importantes logró ser parte fundamental del éxito de un equipo que sigue con tan solo 2 partidos perdidos.

Brooklyn Nets 115 - 113 Orlando Magic

Para que los neoyorquinos ganen este año un partido sin Durant después de lo acaecido con Irving, solo había una receta posible: un excelente encuentro de Harden. Eso fue lo que ocurrió, con el escolta monopolizando gran parte del balón durante un partido en el que se vieron carencias defensivas en el equipo, y en el que James Johnson, Patty Mills y LaMarcus Aldridge fueron determinantes para el triunfo final. Con esta victoria, los Nets ganan muchísima moral al demostrarse a sí mismo que pueden ganar partidos incluso sin dos de sus estrellas y se convierten en líderes de la Conferencia Este, apuntando alto para el resto de temporada.

Comentarios recientes