Grandes momentos de la Summer League; Cuando 'retiraron' la camiseta de Nate Robinson

En la Summer League del año 2007 ocurrió un hecho insólito cuando el menudo base jugaba en las filas de los New York Knicks.

Se trata de una de las historias más inverosímiles que se recuerdan de las ediciones de la Summer League de la NBA en Las Vegas. En 2008, el entonces jugador de tercer año de los New York Knicks, Nate Robinson -de 1,70 metros de altura- promedió 19.6 puntos, 6 asistencias y 3.6 rebotes por partido, llevando a su equipo a un récord de 5 victorias y ninguna derrota.

Robinson se empezaba a curtir como una verdadera promesa del baloncesto, y aunque no se ha convertido en el 'próximo Allen Iverson', su carrera NBA ha tenido varios puntos fuertes que conviene recordar.

El tres veces campeón del concurso de mates del All-Star Weekend (2006, 2009 y 2010) vio ese verano como durante el descanso de un partido que enfrentaba a Knicks y Timberwolves jugado el 20 de julio de 2008, en un alarde de originalidad varios de sus compañeros colocaban su camiseta de la Summer League en un lugar privilegiado de las paredes del pabellón, por encima del tablero de la canasta. De forma que la suya se convirtió en la primera camiseta con el dorsal retirado de la Summer League, aunque fuera de forma simbólica, ya que pocas horas después de aquella 'ceremonia' varios empleados de mantenimiento quitaron la camiseta con el 4 a la espalda y el apellido del entonces base de los Knicks.

Robinson jugó en la Summer League de Las Vegas durante cuatro ediciones seguidas, lo que supone un hecho sin precedentes de las ligas de verano de la NBA, enfocadas para jugadores inexpertos o de segundo año. Por eso la anécdota, además de estar apoyada en sus indudables buenos números, también lleva algo de sarcasmo y humor de fondo.

Esa misma temporada 2007-2008 había sido la mejor de la corta carrera del jugador, ahora de 31 años, quien se fue hasta los 17,2 puntos, 3,9 rebotes, 4,1 asistencias y 1,3 robos de balón. No hay duda de que aquel reconocimiento pudo ser clave.

¡Larga vida a Nate Robinson y para la Summer League!

Comentarios recientes