Kobe Bryant "Ahora mismo soy el 200º jugador de la NBA. No puedo ni meter una canasta"

Tras otra derrota de los Lakers, y sin acierto en su lanzamiento a canasta, la Mamba Negra no se mordió la lengua y fue crítico consigo mismo.

Los Dallas Mavericks ganaron el segundo partido de la temporada -en tres partidos- en el Staples Center (103-93), en casa de unos Lakers que siguen en caída libre, cuesta abajo y sin frenos. Sin duda, Dirk Nowitzki ganó su duelo particular de veteranos vintage a Kobe Bryant, quien terminó el partido muy enfadado con su actuación, llegando a admitir que no estaba ni entre los 200 mejores jugadres de la liga "Doy asco, no puedo meter ni una canasta".

Kobe sumaría 15 puntos, 5 rebotes y 1 asistencia en 31 minutos, con un acierto de 3 de 15 en tiros de campo, incluyendo un 2 de 8 en triples -todavía mejor que lo que hizo ayer ante los Miami Heat James Harden, fallando sus 10 intentos desde el perímetro- y acabaría el partido muy enfadado.

Como nota positiva, los Lakers estuvieron liderados por un sorprendente Julius Randle, que parece haber caído con los pies juntos en el equipo de oro y púrpura. El 'novato' de segundo año -en su primera temporada solo jugó 15 minutos antes de romperse la pierna- lideró a los angelinos con 22 puntos, 15 rebotes, 4 asistencias, 4 robos y 1 tapón en 33 minutos sobre la cancha.


En contrapunto con la mala actuación de Bryant, al veteranísimo que sí le salió un buen partido fue al alemán Dirk Nowitzki, que lideró a los Mavericks con 25 puntos y 9 rebotes en 29 minutos, con un 10 de 13 en tiros de campo, incluyendo un 3 de 5 en triples.

Chandler Parsons volvió a jugar por primera vez desde la pasada temporada, ya recuperado de su lesión de rodilla. El alero apenas jugó 11 minutos para recuperar sensaciones, y sumó 2 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias con un acierto de 1 de 6 en tiros de campo.

Comentarios recientes