La NBA podría dejar a Charlotte sin el All-Star de 2017

La NBA se planta a favor del colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, demostrando otra vez que es la liga más abierta del mundo.

Este jueves, la NBA ha hecho público un comunicado en el que cuestiona que Charlotte sea el anfitrión del próximo All-Star Weekend de 2017 después de que el estado de Carolina del Norte haya aprobado este miércoles por mayoría una ley anti LGTB (siglas del colectivo de Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).

En su lucha por promover la inclusión, de la que ya hemos visto varias acciones durante los últimos años, la NBA se ha mostrado muy preocupada por una ley que considera "discriminatoria" y va en contra de "los principios fundamentales de la liga, que velan por la igualdad y el respeto mutuo".

En dicho comunicado, firmado por el comisionado Adam Silver, se arroja la idea de no celebrar el All-Star Weekend en la capital de Carolina del Norte.

"Todavía no sabemos el impacto que tendrá esta ley en la capacidad de la ciudad de acoger con éxito el Fin de Semana de las Estrellas".

El pasado mes de junio de 2015, la NBA confirmaba a Charlotte como la sede del All-Star 2017, pero ahora parece más que posible que decidan moverse de Carolina del Norte, dando otro golpe encima de la mesa a favor de la inclusión y el respeto por todo el mundo sin distinción de clase, raza, género, religión o inclinaciones sexuales. No cabe duda de que en este sentido la NBA es la liga más abierta de todo el planeta, y la valentía de Adam Silver y su rapidez para reaccionar a esta nueva ley sentarán -pase lo que pase- un importante precedente en la historia del deporte en Estados Unidos.

Nos quitamos el sombrero ante Adam Silver, quien no es la primera vez que antepone la moral a los negocios y defiende a capa y espada a quienes son discriminados, retratando las políticas de algunas organizaciones y gobiernos.

Comentarios recientes