Gordon Hayward compara el recital de Kobe Bryant en su último partido con un videojuego

Los Utah Jazz serán eternamente recordados como el equipo que recibió 60 puntos de Kobe Bryant en su último partido como profesional en la NBA. Hoy se cumple un mes de aquella gesta, un auténtico recital ofensivo a la altura de su despedida y, concretamente, de su exitosa carrera.

Desde una perspectiva lógica, cualquier aficionado podría pensar que la exhibición de Kobe fue facilitada por la permisividad de su rival a modo de homenaje hacia uno de los mejores jugadores de la historia.

Sin embargo, Gordon Hayward, quien fue el principal encargado de defenderle aquella noche, ha asegurado que su equipo fue a por la victoria y que, sencillamente, fue imposible frenar a la estrella oro y púrpura.

"Fuimos a por la victoria desde el primer minuto y durante mucho tiempo estuvimos en el camino de lograrlo", escribió el alero en su página web. "Pero todo lo que ocurrió en los minutos finales fue realmente sorprendente. Mantuvimos las diferencias por encima de los diez puntos durante gran parte de la segunda mitad, hasta que Kobe comenzó a anotar tiros. Muchos de nosotros no podíamos creer lo que estaba ocurriendo. Aquello parecía un videojuego. Él siempre fue un jugador muy agresivo y competitivo, pero aquella noche lo fue más que nunca."

Kobe anotó 23 de sus 60 puntos en los últimos doce minutos para ayudar a los Lakers a remontar una desventaja de 15 puntos y ganar el partido por un resultado de 101-96, en la que fue su última demostración de grandeza en la NBA.

Comentarios recientes