Tom Thibodeau regresa a Chicago en plena crisis de sus Timberwolves

Esta noche a las 02:00 de la madrugada los Chicago Bulls reciben a Minnesota, que lleva un decepcionante balance de 6-18 en la temporada.

Volver a la que fue tu casa durante muchos años siempre suele ser motivo de alegría, de esas fechas que uno tiene marcado en el calendario por ser una noche especial. Pero en el caso de hoy de Tom Thibodeau con la visita a los Chicago Bulls no sabemos si entrará en estos parámetros para el actual técnico de los Minnesota Timberwolves.

Y es que no llega precisamante en el mejor momento para unos Minnesota Timberwolves que están siendo la gran decepción de lo que llevamos de temporada con un balance de 6-18, que han perdido ocho de sus últimos diez partidos y que no conocen la victoria en sus cuatro últimos encuentros. La lógica invita a pensar que esta tendencia no va a cambiar frente a los Chicago Bulls.

Conociendo a Tom Thibodeau, su sufrimiento por la marcha de los Minnesota Timberwolves será tremendo, ya que se trata de un entrenador obsesionado con el orden y la victoria. "Probablemente se esté volviendo loco", aseguro su ex pupilo en los Bulls, Derrick Rose, cuando los New York Knicks se enfrentaron a Minnesota hace unas fechas, y el equipo de los Wolves marchaba con 5-13.

Los dos principales problemas de los Minnesota Timberwolves están en la actitud defensiva de sus jugadores y en la falta de experiencia de una plantilla talentosa pero joven, aunque esto es algo que Thibodeau ya sabía cuando aceptó el puesto. "Estudié mucho la opción antes de aceptar el trabajo, así que sabía perfectamente donde me estaba metiendo. Sabía que no había experiencia, pero eso se aprende a través del ensayo y el error".

Así que parece claro que pese al mal arranque de Minnesota, Tom Thibodeau no va a tirar la toalla y seguirá trabajando y trabajando para tratar de revertir la situación. ¿Emepezará ese cambio en Chicago, su anterior casa? Difícil parece, pero tampoco es imposible.

Comentarios recientes