La salida de Mason Plumlee de los Blazers entristece a Damian Lillard

Ambos jugadores mantenían una gran amistad dentro del vestuario en la que desde ahora habrá una distancia difícilmente salvable.

Cuando atendemos a las noticias de traspasos en la NBA muchas veces pasamos por alto el componente humano detrás de un movimiento inesperado incluso para muchos de los protagonistas del mismo. Los jugadores se establecen en una ciudad y empiezan a relacionarse con su entorno, a establecer vínculos importantes con sus compañeros e incluso algunos conocen a personas que serán cruciales en su vida. Entonces llega un día en el que suena el teléfono y es un directivo el que les comunica que tienen que hacer las maletas y marcharse a otra ciudad a empezar este proceso desde cero.

Es en parte la sensación que se le ha quedado a Mason Plumlee al salir de Portland Trail Blazers, equipo que le ha mandado a Denver Nuggets a cambio de Jusuf Nurkic y una primera ronda del próximo Draft, procedente de los Memphis Grizzlies. El pívot de 22 años tenía muchos amigos dentro del vestuario, siendo Damian Lillard uno de los jugadores con los que mejor se llevaba.

La estrella del equipo que dirige Terry Slotts ha mostrado su tristeza por este movimiento a través de las redes sociales, remarcando que echará mucho de menos al que ha sido su compañero durante los últimos dos años.

"Era como un hermano para mí. Teníamos un gran vínculo entre los dos desde que llegó, tanto dentro como fuera de la cancha. Me ha sorprendido mucho este traspaso. No sabía si iban a mover a algún jugador, y menos a Mase. Le voy a echar mucho de menos".

La típica frase de que la NBA es un negocio en la que muchos se escudan para explicar este tipo de movimientos pierde todo su sentido cuando analizamos el factor humano que esconden los traspasos.

Comentarios recientes