Kobe desvela que su 'prime time' fue antes de lesionarse; "Veía todo antes de que ocurriese"

La Mamba Negra desvela que antes de romperse el tendón de Aquiles se sentía como nunca en la cancha, aunque los Lakers ni se acercaron al anillo.

La temporada 2012-13 de Los Angeles Lakers fue proyectada para conseguir el sexto anillo de la carrera Kobe Bryant, con los fichajes de Steve Nash y Dwight Howard y bajo la batuta de Mike D'Antoni, pero el intento se quedó en un completo desastre, como pudimos comprobar.

Lesiones, cambios de entrenador prematuros, enemistades entre estrellas en el vestuario, roces constantes con el cuerpo técnico y salidas de tono en la prensa marcaron un año fatídico del que los de Oro y Púrpura todavía no se han recuperado, de la misma forma que no se recuperó Bryant de la lesión en el tendón de Aquiles que sufrió pocos días antes de los Playoffs.

Sin embargo, el propio Kobe Bryant ha confesado en declaraciones a ESPN que ése año jugó el mejor baloncesto de su carrera, cuando ya contaba con 34 años, promediando 27,6 puntos, 5,6 rebotes, 6 asistencias y 1,4 robos en casi 39 minutos por partido.

"Tengo muy buenos recuerdos de aquella temporada. Creo que ese año jugué el mejor baloncesto de mi carrera. Ya tenía muchos años y debía prepararme como un maniaco para los partidos, pero aún así veía las jugadas mucho antes de que sucedieran, como cinco o seis toques antes".

Sin Bryant, ese año los Lakers fueron barridos de los Playoffs en primera ronda en cuatro partidos por los San Antonio Spurs, que acabrían llegando a las Finales.

Kobe dijo hace poco que le gustaría compartir equipo con el LeBron James actual si pudiera volver a las canchas en su mejor momento. James está jugando el mejor baloncesto de su carrera con casi 33 años.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes