Los Pelicans tocan fondo mientras esperan a Zion Williamson

Los Pelicans cayeron ayer con claridad ante los Magic ofreciendo una muy mala imagen. Estan decepcionando en este inicio de campaña, más allá de la baja del nº1 

Brandon Ingram, estrella de los Pelicans.
Brandon Ingram, estrella de los Pelicans.

Los New Orleans Pelicans armaron un bloque ilusionante el pasado verano pese a la marcha de Anthony Davis. Trajeron jugadores jóvenes de calidad como Lonzo Ball o Brandon Ingram y expertos como JJ Redick para formar un buen equipo llamado a ser liderado por el pasado número 1 del draft, Zion Williamson. Con la lesión de este último en la pretemporada (aún no ha debutado en la NBA), el inicio de campaña se preveía complicado, pero no tanto como está siendo.

Los Pelicans son penúltimos del Oeste con 6 victorias y 21 derrotas y el único equipo que tiene peor récord que ellos es Golden State Warriors (una victoria menos). Los desastrosos Knicks, por ejemplo, tienen el mismo récord. Ayer perdieron en casa ante un equipo sólido como Orlando Magic y las cosas parece que no mejoran. Como es lógico, se ha empezado a hablar de un posible cambio de entrenador, ya que las cosas no están funcionando nada bien con Alvin Gentry hasta la fecha.

Esto fue lo que dijo el técnico tras la derrota: "Tenemos que jugar mejor. Debemos jugar mejor. Tenemos que seguir compitiendo y tratar de buscar soluciones. Hay que dejar a un lado la frustración. Yo soy consciente de que también puedo hacerlo mejor".

Jrue Holiday, la estrella del equipo con Zion fuera, dijo lo siguiente: "Desde un punto de vista personal, siento que somos competitivos y que perder no está en nuestra naturaleza. Vamos a seguir intentándolo para acabar consiguiendo la forma de ganar. Hay que ser positivo en todo caso, eso es importante".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes