El poder de lo colectivo que explica la histórica racha triunfal de los Raptors

El equipo canadiense acumula 15 victorias consecutivas y está a tres de la mayor racha de la temporada en la NBA. Explicamos las causas.

Toronto Raptors, buena temporada 2020. Foto: gettyimages
Toronto Raptors, buena temporada 2020. Foto: gettyimages

La resaca del éxito es uno de los grandes malos que azotan el deporte y son capaces de hacer bajar de las nubes al infierno a muchos equipos. Toronto Raptors era percibido por muchos como un candidato ideal para experimentar ese fenómeno y diluirse cual azucarillo en café tras la marcha de Kawhi Leonard. Muchos interpretaron la decisión de no fichar a una gran estrella que sustituyera a Kawhi como una especie de conformismo por parte de los canadienses, cómodos en su papel de vigente campeones de NBA a la hora de afrontar una temporada sin demasiadas exigencias ni grandes objetivos. Nada más lejos de la realidad. Ganar es un potente elemento adictivo y la capacidad de reforzar su juego colectivo y unirse para hacer olvidar a Leonard, ha superado con creces toda previsión.

Marchar a estas alturas de temporada con un balance de 40-14 y segundos en la Conferencia Este supone toda una demostración de carácter por parte de un conjunto que se ha sobrepuesto a una plaga de lesiones de dimensiones bíblicas. Pascal Siakam, Fred VanVleet, OG Anunoby, Norman Powell, Serge Ibaka y Marc Gasol han sufrido bajas más o menos prolongadas en el tiempo que, lejos de sumir al equipo en la apatía, ha provocado la aparición de jugadores con inesperado protagonismo en la rotación, como Chris Boucher o Matt Thomas, así como una subida de nivel notable por parte de Holys Jeffersson, un auténtico comodín alternando el poste bajo y el perímetro.

Un punto de inflexión explica la reacción de orgullo y fue el antecedente de esta racha de victorias que ya se prolonga a 15 partidos. Se produjo el 22 de diciembre, en un partido en casa ante Dallas Mavericks en el que llegaron a tener 30 puntos de desventaja. Nadie habría culpado a los Raptors de dejarse ir en esa ocasión, con sus máximas estrellas lesionadas, pero Kyle Lowry se vistió de héroe y contagió de energía a todos los secundarios del equipo. La manera en que remontaron, con defensa a toda pista durante minutos y trabajo incesante por parte de todos, demostró que nunca se puede subestimar el corazón de un campeón.

Apenas tres semanas después, se produjo la última derrota de los canadienses en lo que va de temporada. Fue el 13 de enero ante los San Antonio Spurs, cayendo por un punto y encajando un doloroso parcial en el último cuarto. De nuevo, el orgullo sacudió los cimientos del Scotiabank Arena y, desde ese momento, todos los partidos disputados por los canadienses se cuentan por triunfos. "Esta temporada está siendo un gran desafío para nosotros", decía Nick Nurse después de conseguir la decimoquinta victoria y situarse a tan solo tres de la mejor racha en lo que va de año, conseguida por Milwaukee Bucks. Sus siguientes rivales serán Brooklyn Nets (12 de febrero), Phoenix Suns (21 de febrero) e Indiana Pacers (23 de febrero). Lo consigan o no, lo que parece evidente es que Toronto Raptors no está dispuesto a dejarse llevar y está presentando sus credenciales a conseguir algo importante en la NBA esta temporada. ¿Podrá mantener su nivel en los playoffs? Es la gran incógnita. La capacidad que tenga Serge Ibaka de mantener su tremendo nivel (15.9 puntos y 8 rebotes de promedio) así como la capacidad defensiva de Marc Gasol, se antojan claves para resolverla.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes